Inicio » Días de Exilio, epistolario María Zambrano y Alfonso Reyes

Días de Exilio, epistolario María Zambrano y Alfonso Reyes

Por la Redacción

Entre los actos por la reciente celebración del 75 Aniversario de la proclamación de la II República española, se presentó aquí el libro “Días de Exilio, Correspondencia entre María Zambrano y Alfonso Reyes 1939-1959”, editado por Taurus con la colaboración de la embajada de España en México, el Colegio de México y la Fundación María Zambrano, entre otras instituciones.

El libro reúne 70 cartas, recopiladas por el investigador Alberto Enríquez Perea, que muestran la estrecha relación que mantuvieron a lo largo de 20 años la filósofa andaluza, discípula de Ortega y Gasset, y el también escritor y pensador mexicano Alfonso Reyes.

“La historia se encargó de reunir a dos personalidades de cultura intelectual. Dos gigantes cuyos destinos confluyeron y se retroalimentaron a través de las cartas dando lugar a una relación de amistad que sólo se rompió con la muerte de Reyes”, recordó el autor de la obra, durante el acto de presentación del libro en la Capilla Alfonsina o casa-biblioteca de Alfonso Reyes.

Forzada al exilio, María Zambrano escribió textos reveladores y trascendentales como Pensamiento y poesía en la vida española bajo la atmósfera de la ciudad mexicana de Morelia, donde residió un año junto con su esposo Alfonso Rodríguez Aldave, mientras impartía clases en esta Universidad.

Desde el primer encuentro en México, Alfonso Reyes se convirtió en el mediador, confidente, amigo y sobre todo gestor de ayuda para la pensadora española a lo largo de su exilio mundano en La Habana, Puerto Rico, Roma y París, y su exilio interior, como interlocutor que propició el desarrollo del pensamiento de la andaluza.

Sin la intermediación de Reyes difícilmente hubiera podido María Zambrano escribir, editar y publicar sus libros, comentó el estudioso Alberto Enríquez Perea.

Al término de la guerra civil, México se convirtió en el único país que recibió con los brazos abiertos, con su presidente a la cabeza, Lázaro Cárdenas, a los republicanos, y así lo hace constar María Zambrano en su epistolario.

Se calcula que unos 40 mil españoles llegaron al país, especialmente intelectuales pero también médicos, abogados, y profesionales de todo tipo que Alfonso Reyes, quien entonces presidía la casa de España en México, recibió y se encargó de acomodar por todos los medios que tuvo a su alcance.

Con ello propició el enriquecimiento de la vida mexicana a todos los niveles y la fundación de multitud de instituciones fruto de la colaboración entre mexicanos y españoles.

El acto de presentación del libro contó con numeroso público, entre el que se encontraban familiares de Gilberto Bosques, cónsul mexicano en Francia que posibilitó la expedición de los visados a los refugiados españoles que huían de la represión franquista tras el fin de la contienda.

06/BM/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: