Inicio » Discusiones maritales dañan más el corazón de las mujeres

Discusiones maritales dañan más el corazón de las mujeres

La discusión es una parte inevitable de la vida en matrimonio, pero ahora investigadores están colocando a la discusión marital bajo el microscopio para ver si la forma de la pelea con el esposo o esposa pueden afectar la salud.

El New York Times, en su sección de Ciencia de ayer, informa lo anterior y explica que de acuerdo con la investigación publicada en julio en Psychosomatic Medicine, algunas de las causas de discusión entre hombres y mujeres son:

Por las y los hijos: las mujeres con 9.7 por ciento y hombres 5.6 por ciento. Por sexo: las mujeres 7.1 por ciento y los hombres 9.1 por ciento. Por el trabajo de casa: las mujeres 8.7 por ciento y los hombres 4.2 por ciento.

Por dinero: las mujeres 8.5 por ciento y los hombres 6.2 por ciento. Por discusiones sobre tiempo libre: las mujeres 8.1 por ciento y los hombres 6.2 por ciento. Por alcohol: las mujeres 7.2 por ciento y los hombres 4.4 por ciento.

Estudios recientes, continúa el diario neoyorkino, muestran la frecuencia con que las parejas pelean o sobre cuál es el asunto usual de la discusión, lo cual no tiene importancia, como sí lo tiene cómo reaccionan para resolver el conflicto.

Eso parece marcar una diferencia significativa en la salud del matrimonio y de la pareja.

En un estudio realizado recientemente entre cuatro mil hombres y mujeres de Framingham, Massachussets, se preguntó si cotidianamente o con normalidad ventilan sus sentimientos o se los guardan cuando discuten con su pareja.

El 32 por ciento de los hombres y el 23 por ciento de las mujeres normalmente reprimen sus sentimientos durante la discusión marital.

Los hombres guardan silencio durante la pelea, sin que tenga efecto perceptible en su salud. Pero en las mujeres que no hablan, lo que queda en sus mentes en esas peleas fue “como morir”. Y no importa si ellas reportaron esta “felizmente casadas” o no, esto no cambia el riesgo.

La tendencia de la represión de los sentimientos durante la pelea es conocida como “silencio por sí mismo”. Los hombres simplemente pueden calcular el silencio, pero con decisiones inofensivas para mantener la paz. Pero para las mujeres, permanecer calladas las afecta psicológicamente.

“Cuando reprimes la comunicación y sentimientos durante un conflicto con tu esposo, se provoca algo muy negativo para tu fisiología y al paso del tiempo afectara tu salud”, dijo Elaine Eaker, epidemióloga en Gaithersburg, quien esta a cargo del estudio.

“Esto no quiere decir que las mujeres deben de empezar a lanzar platos a sus esposos, pero necesitan estar en un ambiente seguro donde ambos se puedan comunicar igualitariamente”.

Otro estudio, dirigido por Dana Crowley Jack, profesora de estudios interdisciplinarios de Wester Washington University en Bellingham, Washington, ha vinculado la característica del silencio por sí mismo con numerosos riesgos de salud psicológicos y físicos, incluyendo depresión, desorden alimenticio y enfermedades del corazón.

Mantenerse callado durante una pelea con su esposo es algo que “a veces todos lo tenemos que hacer?, dijo la doctora Jack, pero estamos preocupados por la gente que lo hace de un modo extremo”.

EL TONO DE LA DISCUSIÓN

El tono emocional que el hombre y la mujer adoptan durante la discusión con su esposo puede también afectar su salud.

Investigadores de Utha han grabado a 150 parejas para asegurarse del efecto que los estilos de esas peleas inevitables tienen sobre el riesgo de enfermedad al corazón.

En el estudio, ambos sexos eran en su mayoría en la década de los 60, habían estado casados aproximadamente por 30 años y no mostraban signos de enfermedad del corazón.

A las parejas se les dieron temas estresantes a discutir, como dinero o mantenimiento de la casa y los comentarios que hicieron fueron categorizados como amables, hostiles, controladores o sumisos.

El hombre y la mujer también fueron tratados con exámenes al corazón, para medir el calcio de la arteria coronaria, indicador de riesgo de enfermedad del corazón.

Los investigadores encontraron que, de acuerdo al estilo de la discusión detectada en el video de la sesión, fue un poderoso pronosticador para hombres y mujeres en riesgo de problemas del corazón.

De hecho la manera en que la pareja interactuó fue muy importante como factor de riesgo del corazón, tanto como fumar o tener alto el colesterol, dijo Timothy W Smith, profesor de psicología de la Universidad de Utha, que presentó el estudio el año pasado al American Psychosomatic Society.

Para las mujeres, el tono de la discusión, amable u hostil, tuvo un efecto muy grande en la salud de su corazón.

El doctor Smith notó que en la discusión sobre dinero un hombre dijo: “¿Pasaste matemáticas en la secundaria?”, pero otro dijo: “¡Bendita seas, no eres tan buena con la chequera, pero eres buena para otras cosas!”.

En ambos intercambios el hombre estuvo criticando el manejo y su conocimiento del dinero de su esposa, pero en el segundo comentario estuvo un alto nivel de calidez.

En el estudio, cuando la discusión fue de calidez de ambos esposos se notó un bajo riesgo de enfermedad del corazón.

Pero en ambos afecta diferente: el nivel de calidez u hostilidad no tiene efecto en la salud del corazón del hombre. Para él, el riesgo del corazón se incrementa si los desacuerdos con su esposa se envuelven en una batalla por el contrario. Y eso no tiene que ver si él o su esposa fue quien controló los comentarios.

Un ejemplo del control en el estilo de la discusión mostró en un video a un hombre discutiendo con su esposa en torno al dinero. Tú solo tienes que escucharme en esto”, dijo él a ella.

Particularmente, lo destacable acerca de este estudio es que tanto el hombre como la mujer llenaron cuestionarios estándares acerca de la calidad de sus relaciones, pero sus respuestas no fueron tan buenas como para predecir un riesgo cardiovascular.

“Desacuerdos en el matrimonio son inevitables, pero esto tiene que ver con cómo te conduces”, dijo el doctor Smith. “¿Lo puedes hacer de una manera en la que obtengas resultados a tus preocupaciones, pero sin hacer daño al mismo tiempo? Esto no es fácil de hacer para algunas parejas”, concluyó.

07/LPB/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: