Inicio Discute la Cámara, en la discreción, el presupuesto de mujeres

Discute la Cámara, en la discreción, el presupuesto de mujeres

Por Rafael Maya

Sin atraer la atención de la prensa “tradicional” y sin preocupar demasiado a la mayoría de legisladores y funcionarios federales, en la Cámara de Diputados se discute sobre el presupuesto que se ejercerá en 2004 para la atención de las mexicanas.

Objeto de recortes constantes por parte de las autoridades hacendarias, subejercicios fiscales e incluso víctima de desvíos supuestamente ilegales, el presupuesto etiquetado para las mujeres sigue siendo un asunto de segunda o tercera categoría al momento de la discusión de “los grandes temas nacionales”.

En los últimos años, diputadas federales de todos los partidos han peleado a contracorriente para hacer valer los derechos femeninos en la planeación y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Tal pelea se ha concentrado en la defensa de recursos etiquetados para programas de atención a las mexicanas en secretarías como Salud, Educación Pública, Reforma Agraria, Desarrollo Social, y Economía, entre otras.

Con el apoyo de diversas organizaciones civiles de mujeres, las legisladoras -en especial las de la Comisión de Equidad y Género- han ido abonando el terreno para que algún día en México se ejerza un presupuesto “con perspectiva de género”.

Esto es, que a partir de las necesidades específicas de hombres y mujeres con base en su rol tradicional de sexo, el gobierno federal diseñe y aplique un gasto social que tienda a la equidad y contribuya a la erradicación de la discriminación y desigualdad entre las personas.

LA PELEA MAS ALLA DE LOS DINEROS

Y como en años anteriores, las diputadas federales hacen escuchar su voz a favor de recursos para las mujeres en el seno de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de San Lázaro. Ante el desdén incluso de sus propios compañeros de bancada, las legisladoras exigen que las necesidades femeninas se tomen en cuenta a la hora del reparto de los dineros.

En México, más de la mitad de la población (52 por ciento) la conforman mujeres. Diversos estudios, tanto oficiales como no gubernamentales, han señalado que las mexicanas padecen más los estragos de la pobreza: tienen menos acceso a la educación y a los servicios de salud; y son victimas de discriminación y violencia sexual en el ámbito laboral.

A nivel político y cultural y a pesar de los discursos del gobierno, las mujeres siguen siendo limitadas en sus capacidades, tienen menos acceso al ingreso familiar y por tanto menor poder de decisión en el hogar.

De forma global, la representación femenina en cargos públicos está muy lejos de llegar a la cuota mínima de 30 por ciento, recomendada por organismos internacionales a favor de los derechos de las mujeres.

LA EQUIDAD, A CONTRACORRIENTE

Así, en el presente debate por el presupuesto de egresos en la Cámara Baja las diputadas tendrán que superar el intento del presidente Vicente Fox por eliminar programas de salud para las mujeres (Arranque parejo en la vida, atención del cáncer cérvico uterino y mamario -principales causas de muerte entre las mexicanas-, y combate a la violencia intrafamiliar).

Además, las legisladoras pugnan por contrarrestar el recorte a los recursos etiquetados para el sexo femenino. Según la organización civil Equidad de Género, los montos para mujeres representan tan sólo 0.82 por ciento del presupuesto global previsto por el Ejecutivo para el 2004.

Los dineros para atender a las mexicanas representaron 1.03 por ciento de lo aprobado para el ejercicio fiscal del 2003.

Entre las propuestas de diputadas de oposición se encuentra el incremento de hasta cinco mil millones de pesos a programas para mujeres respecto al proyecto de egresos enviado por el Ejecutivo. También se contempla la creación de nuevos programas, como la fiscalía especializada para resolver los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Y si tienen buena memoria, las legisladoras tendrán que tener mucho cuidado para evitar que se repitan maniobras como la del ex diputado del gobernante Partido Acción Nacional Luis Pazos, quien en su carácter de presidente de la Comisión de Presupuesto recortó recursos a programas para salud femenina y atención del VIH.

03/RM/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content