Inicio ¿Dónde quedó la inocencia?

¿Dónde quedó la inocencia?

Por Cecilia Lavalle

Los datos son simplemente escalofriantes. Uno cada 15 segundos, cuatro cada minuto, dos millones cada año. Hablo de niñas y niñas víctimas de explotación sexual. Vuelva por favor a leer la frase, y después de cada cifra agregue “niño o niña es víctima de explotación sexual”. Es inconcebible ¿verdad?

Pero por desgracia es cierto, según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en el mundo cada 15 segundos en promedio un infante es víctima de explotación sexual y, anualmente, dos millones de infantes padecen algún tipo de explotación sexual.

Este delito suele acompañarse de otros como secuestro, contrabando, soborno, corrupción, esclavitud. Y no le he dicho lo peor, forma parte de un lucrativo negocio. En la cada vez más próspera rama del crimen organizado, el tráfico de personas, especialmente niños, niñas y mujeres jóvenes, ocupa el tercer lugar, después del narcotráfico y el tráfico de armas.

¿Cómo es posible? Se preguntará. Es posible debido a múltiples factores, entre ellos la impunidad, la ausencia de leyes que tipifiquen como delito estos abusos, el desarraigo familiar, la pobreza, el consumo de drogas; además, de la utilización de herramientas como Internet en donde se ofertan este tipo de “servicios”, en ocasiones como un atractivo más de algún sitio turístico en lo que se ha denominado como “turismo sexual”.

El asunto de falta de leyes no es menor en absoluto, y para hablar al respecto se reunieron legisladores federales con legisladores de distintas entidades del país para valorar la pertinencia de homologar en este delito las legislaciones estatales con la federal. La Conferencia contra la Explotación Sexual Comercial se llevó a cabo en Cancún el pasado 2 y 3 de septiembre.

¿Sabía usted, por ejemplo, que seis de cada diez legislaturas locales en nuestro país no contemplan como delito ni el abuso sexual infantil ni la pederastia, ni el turismo sexual, anexos, similares o conexos? ¿Sabía que en algunas entidades el abuso sexual de una niña sólo se considera un acto contrario a las buenas costumbres? ¿Sabía que en algunos estados de la República los niños, varones, ni siquiera aparecen mencionados como posibles sujetos de abuso? ¿Sabía usted que en algunas localidades la ley perdona al violador de una menor de edad si se casa con ella? ¿Sabía usted que en algunas leyes de nuestro México lindo y querido comprar o vender una niña apenas si se considera un acto inmoral?

No, no estoy en el túnel del tiempo hablando de la situación en el siglo XVII. No. Eso y más fue lo que encontró el estudio que realizó el Instituto de Ciencias Penales poniendo baja la lupa las legislaciones de los 31 estados de la República y el Distrito Federal.

En pleno siglo XXI, en este mundo globalizado, compacto y práctico, nuestras leyes se han quedado atrás años luz. Y, como suele suceder, la realidad las ha rebasado.

En México se calcula que hay unos 16 mil casos de infantes en situación de abuso. Entre los estados de la República más afectados se encuentran Chihuahua, Baja California, Jalisco, Guerrero, Chiapas, Quintana Roo, Estado de México y Distrito Federal. En esas entidades la mayor parte de los casos se encuentra concentrado en destinos turísticos: Ciudad Juárez, Tijuana, Acapulco, Tapachula, Cancún y la zona metropolitana de la Ciudad de México. Y es que en zonas turísticas el sexo son niños y niñas se vende como “un atractivo más” que, por supuesto, encuentra clientes.

¿Dónde quedó aquello de que la infancia era la mejor etapa de la vida?

Como resultado del encuentro se promulgó “La Declaración de Cancún”, en la que legisladores federales y estatales se comprometen a dar una batalla frontal contra este delito, a homologar las tipificaciones y las sanciones, y a trabajar intensamente en la prevención.

Nada más habría que decirles que urge, porque los segundos pasan. Veremos.

Apreciaría sus comentarios: cecilialavalle@hotmail.com

2005/CL/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más