Inicio Durango: las mujeres viven violencia y sobre-jornadas laborales

Durango: las mujeres viven violencia y sobre-jornadas laborales

Por Candelaria García/corresponsal

Las mujeres de Durango reciben un trato desigual, que se manifiesta en la restricción de sus libertades y en el ejercicio de sus derechos, y aun cuando realizan sobre-jornadas de trabajo, tienen un ingreso 35 por ciento menor a los hombres, revela el libro editado por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

En esta edición especial 2008, que se encuentra en formato electrónico en Internet a partir del presente mes, se habla de: Las mujeres en Durango. Estadísticas sobre desigualdad de género y violencia que existen contra ellas.

En este libro se hace un comparativo entre lo que sucede en la entidad con el ámbito nacional, sobre la condición social de las mujeres. En estos indicadores se estima que en cuanto al desarrollo relativo al género, Durango se coloca en el número 16 en relación al conjunto de entidades federativas del país y un valor cercano al promedio nacional y arriba de Sinaloa y del Estado de México.

Así, es posible conocer los principales aspectos sobre el Perfil de la Condición Social de las Mujeres en la entidad y se revela que atender la discriminación y la violencia en la entidad es un imperativo urgente si se quieren alcanzar mejores niveles de desarrollo que abarquen el ejercicio de la ciudadanía plena de las mujeres.

La discriminación, la violencia y amenazas de violencia que padecen en Durango las mujeres, por el hecho de serlo, en prácticamente todos los ámbitos de sus vidas, frenan el desarrollo de sus capacidades, inhiben el ejercicio de sus libertades y en consecuencia se violentan sus derechos fundamentales.

TRATO DESIGUAL

Aun y cuando la tasa de alfabetización es similar en las mujeres, (95.12 por ciento) que en los hombres (95.48 por ciento), existe un trato asimétrico, desigual, hacia las ellas. A pesar también de que la matrícula de primaria a licenciatura es mayor en mujeres, del 66.15 por ciento y en los hombres del 65.97 por ciento.

ALTA MORTALIDAD MATERNA

La mortalidad materna es mayor al promedio nacional, de 90.7 y 60 muertes por cada cien mil nacimientos, por lo que se requiere identificar los factores asociados a las complicaciones en el embarazo, parto y puerperio en la entidad.

En Durango, el 80.3 por ciento de las mujeres atienden sus partos en hospitales y clínicas, igual al promedio nacional que es de 80.2 por ciento.

En la entidad, en el año 2000, el 70.2 por ciento de las mujeres en edad fértil eran usuarias de métodos anticonceptivos, cobertura casi similar a la nacional y en Durango es mayor el número de embarazos en población menor de 20 años de edad, del 19.4 por ciento, cuando el promedio nacional es de 17.2 por ciento.

MÁS HOGARES CON JEFATURA FEMENINA

Existen modificaciones en la vida familiar de los duranguenses: hay una creciente presencia de hogares con jefatura femenina en la entidad, pues uno de cada cinco hogares es comandado por una mujer.

En los últimos cinco años, en Durango aumentó del 20.4 al 22.6 por ciento la tasa de jefatura femenina.

DIVORCIO POR ABANDONO DE PAREJAS

De acuerdo con el Censo de Población, el 3.2 por ciento de las mujeres se encuentran separadas y el 1.5 por ciento divorciadas. El promedio nacional es de 3.7 por ciento, pero en el estado es menor: la incidencia de mujeres separadas y un poco mayor de divorciadas es de 1.3 por ciento.

Por cada cien matrimonios hay 27.2 divorcios en el área urbana y 0.8 en el medio rural, además es probable que las mujeres separadas lo estén por abandono del cónyuge. Los divorcios solicitados por esta causal son del 31.6 por ciento y por injurias, servicia y violencia familiar el 10.0 por ciento.

El 71.8 por ciento de los divorcios son solicitados por las mujeres y en el 74.4 por ciento de los casos se resuelven a su favor.

MAYOR LA VIOLENCIA CONTRA MUJERES

Mientras que a nivel nacional se estima que es de 15.6 por ciento la incidencia, en el estado de Durango el 18.6 por ciento de las mujeres de 15 años y más reportaron hasta el 2006 haber sido víctimas de algún tipo de violencia por razones de género. Y en el ámbito educativo la proporción es aún mayor.

De acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional sobre Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2006, que se incluyó en esta edición que se comenta, de 313 mil 15 mujeres que participaron en el estado de Durango, 162 mil 936 no reportaron incidente alguno, pero 149 mil 803 sí han sido objeto de violencia alguna vez en su vida.

De este total, el maltrato que han recibido las mujeres ha sido emocional en 127 mil 193 casos; económico en 82 mil 438; físico en 37 mil 46 y sexual en 21 mil 736 casos.

Cerca de una de cada dos mujeres de 15 años y más, casadas o unidas, sufrió al menos un incidente de violencia por parte de su pareja, en el 47.9 por ciento de los casos, incidencia que es mayor al promedio nacional, que es de 40.0 por ciento.

Las mujeres separadas y las divorciadas declararon mayor incidencia de violencia ejercida por sus parejas durante su relación. El 79.7 por ciento indicaron haber sido víctimas de actos violentos, en el 53.7 por ciento de los casos de violencia física y en el 34.0 por ciento de violencia sexual, por lo que se considera que desapareció su relación por esa causa.

SOBRE-JORNADAS DE TRABAJO

Las mujeres que participan en actividades económicas tienen una sobre-jornada de trabajo: laboran 11.7 horas más que los hombres, cuando el promedio nacional es de 10.4 horas.

La tasa de Participación Económica Femenina es del 33.4 por ciento, menor al promedio nacional, que es de 41.4 pro ciento. Además, la tasa de desocupación de mujeres es del 2.5 por ciento, es un poco menos que de los hombres, del 3.1 por ciento.

La mayor parte de las mujeres realizan trabajo no remunerado, tanto para el mercado como para actividades domésticas. No reciben ingresos por su trabajo el 7.5 por ciento de las mujeres y el 9.1 por ciento de los hombres.

Las mujeres realizan la mayor parte del trabajo no remunerado, tanto del que se lleva a cabo en el mercado como en las actividades domésticas.

Mientras que las mujeres profesionistas ocupadas en actividades para el mercado ganan en promedio 44.7 pesos por hora laborada, los hombres tienen un ingreso de 64.1 pesos por el mismo tiempo.

MÍNIMA PARTICIPACIÓN POLÍTICA

La participación política de las mujeres es escasa a nivel nacional, tanto de Presidentas Municipales, como Regidoras y Síndicas en los Ayuntamientos de la República Mexicana. En el caso de Durango, en el 2008, el Congreso del estado contaba con el 16.7 por ciento de mujeres legisladoras, cuando el promedio entre el 2006 – 2009, es de 21.3 por ciento.
08/CG/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más