Inicio El analfabetismo, una forma de terrorismo: Shirin Ebadi

El analfabetismo, una forma de terrorismo: Shirin Ebadi

Por Miriam Ruiz

La Premio Nobel de la Paz, Shirin Ebadi, consideró al analfabetismo como una estrategia terrorista esta mañana al visitar a 40 niñas y adolescentes desplazadas en esta ciudad por la ampliación del aeropuerto internacional.

Tras 40 minutos de camino desde su nada ostentoso hotel, Shirin Ebadi llegó a la cima de una colina en Goregaon, en la zona norte de esta ciudad, antes Bombay, donde convive la fantasía del prospero cine hindú –conocido como Bollywood— y la vida diaria de familias que subsisten incluso con 12 pesos al día.

Allí se encuentra una escuela llamada Sahyog, tan pequeña que apenas ocupa 10 metros cuadrados, dirigida por la investigadora Neha Madhiwaka, que enseña educación básica a 40 menores que tienen entre 11 y 18 años de edad.

“Solamente una o dos están casadas. Aquí estudian por la tarde, cuando terminan su trabajo. La mayoría ayuda a su familia, en sus negocios, pequeñas fábricas artesanales, o a cuidar a sus hermanos”, relata Madhiawaka a Cimacnoticias; “las jóvenes del barrio suelen casarse alrededor de los 17 años.”

Shirin Ebadi, ex presidenta de la Corte en Teherán, acreedora al Nobel en 2003 por su quehacer como jueza y en favor de las mujeres, además de fundadora de la Asociación para el Apoyo de los Derechos de la Niñez en Irán, observaba seriamente los edificios de siete pisos que el gobierno construyó para acomodar a 10 mil personas desplazadas a unos 25 kms. de su anterior hogar.

Qudsiya Contractor, una socióloga joven que estudia los reasentamientos, explica que la mudanza provocó que las niñas abandonen sus estudios, porque las madres y los padres dejaron su trabajo cerca del aeropuerto internacional de Mumbai.

“Son niñas mayoritariamente musulmanas. Tienen que cuidar a los niños pequeños, perdieron a sus compañeros de juego al cambiar de escuelas”, prosigue Contractor en entrevista.

“Las mujeres adultas también perdieron sus contactos sociales y no hay guarderías para las que trabajan”, generalmente en el empleo doméstico, en tanto que los padres son “milusos”.

Aunque los departamentos parecen desde afuera más dignos que las mínimas casas de lámina que abundan en esta ciudad, Contractor explica que el mantenimiento es muy costoso para estas familias que ganan entre 12 y 24 pesos diariamente y de los cuales gastan una tercera parte en pagar transporte para ir a trabajar.

Las jóvenes, “más bonitas que los demás días”, según otros niños vecinos, ofrecen una obra de teatro y canciones sobre la paz a la primera musulmana en recibir el Nobel, al presidente de la Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH) Sidiki Kaba, y cuatro periodistas provenientes de tres continentes.

A lo lejos aparece una barranca que recuerda al poniente de la ciudad de México, donde atrás de los muy prósperos edificios de Santa Fe, surgen miles de casitas, una más gris que la otra. Una postal de los efectos de la globalización en Mumbai, donde el Foro Social Mundial está en plena efervescencia.

NUNCA DEJEN QUE LAS HUMILLEN

Shirin Ebadi da un mensaje a las menores que pasa del árabe al inglés y de éste al hindi.

El mensaje viene de otra escuela primaria en Teherán, que les dona una computadora. Son niñas, dice Ebadi “que son como ustedes, son buenas como ustedes, estudian como ustedes y trabajan como ustedes. También aman la paz y están contra la injusticia”.

Shirin Ebadi, que en 1999 representó como abogada a las familias de intelectuales asesinados de manera serial en su país, les pidió que “siguieran adelante con su propio esfuerzo”.

“No dejen que nadie las humille o sea cruel con ustedes. Cualquier cosa que demanden, háganlo de manera pacífica. Algunas de ustedes han sido golpeadas y saben lo doloroso y violento que es. Por eso, no deben seguir la violencia, sino pensar en cómo lograr la paz”, les dijo al recordar la estrategia de Mahatma Gandhi y proponer que su aniversario luctuoso sea el Día Internacional por la No Violencia.

Al final, dijo brevemente a los medios que “el analfabetismo es una forma de terrorismo” y que, desde su punto de vista “la falta de capacitación era el problema más grave para los países del sur”. Luego tomó el camino de regreso hacia el FSM, que se lleva al cabo también en Goregaon.

04/MR/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content