Inicio El cuidado de hijas e hijos debe ser compartido: Observatorio

El cuidado de hijas e hijos debe ser compartido: Observatorio

Por Gladis Torres Ruiz

La escasa oferta de guarderías en Argentina por parte del Estado, junto con la baja cooperación de los hombres en las tareas del hogar, han contribuido a considerar que las madres que trabajan fuera del hogar son las responsables “exclusivas” de los cuidados de las hijas e hijos, señala la Fundación Observatorio de la Maternidad.

En su publicación: “Newsletter del Observatorio”, número 7, el centro de estudios sin fines de lucro, cuya misión es promover el valor social de la maternidad, afirma que dicha situación genera importantes tensiones que las mujeres deben resolver.

“El logro obtenido por las mujeres-madres con su ingreso al mercado laboral remunerado, implicó asumir mayores obligaciones, pero no modificó el reparto de responsabilidades de las tareas de cuidado y domésticas del hogar. Ellas siguen siendo consideradas responsables “exclusivas” de los cuidados y de los trabajos domésticos”.

La situación se torna más compleja para las madres que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad social, es decir, las madres pobres y con bajo nivel educativo, ya que son las que tienen una mayor cantidad de hijas e hijos y a edades más tempranas.

En algunos casos ellas deben afrontar solas la crianza, y se insertan en trabajos de baja calidad que no les permiten generar ingresos suficientes para pagar servicios de atención de sus hijas e hijos que muchas veces los tienen que dejar al cuidado de familiares, vecinos o menores de edad

Las madres de los sectores medios, que cuentan con mayor nivel de educación e ingreso, envían a sus hijas e hijos a jardines infantiles privados y además tienen la posibilidad de contratar servicios de apoyo en sus labores domésticas.

MADRES: ¿EXCLUSIVAS RESPONSABLES?

Aunado a ello, se encuentra el déficit generalizado de instituciones que garanticen la inserción y participación de las mujeres para incrementar sus oportunidades laborales o educativas y atender el cuidado infantil, lo que conlleva a que las madres trabajadoras en la pobreza recurran a las más variadas estrategias para poder cubrir el cuidado, atención y recursos básicos que sus niñas y niños necesitan para subsistir, afirma el documento redactado por Gisell Cogliandro.

Precisa, que la tensión para conciliar la inserción y desarrollo laboral con las necesidades de cuidados de las hijas e hijos es común a todas las madres. Sin embargo, las estrategias puestas en práctica para lidiar con dicha tensión varían considerablemente de un contexto a otro”.

Así, muchas de las madres argentinas deben pagar un alto precio personal para conciliar las demandas laborales y familiares, es decir menos horas de sueño, menos tiempo disponible para la recreación y sentimientos de sobrecarga y estrés porque tienen la doble responsabilidad de desempeñar un trabajo fuera del hogar y hacerse cargo del cuidado de sus hijas e hijos.

De este modo, si las madres continúan siendo las “exclusivas responsables” del cuidado de la familia y el hogar, se consolidará la situación de tensión que sufren y se limitará su derecho a desarrollarse plenamente como madres y trabajadoras en condiciones de igualdad de oportunidades”.

El Observatorio concluye que, es indispensable considerar el trabajo del cuidado de hijas e hijos, como una responsabilidad compartida entre la familia, el Estado, el mercado y la sociedad; lo que implica hacia el interior del hogar, un mayor compromiso del hombre y una distribución más equitativa de las tareas y fuera del hogar, la necesidad de ser comprendido como una corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad.

El desafío social es contribuir para que las mujeres-madres puedan ejercer plenamente su derecho a vivir una maternidad saludable, y al mismo tiempo, se les facilite el desarrollo de su carrera profesional y laboral, con igualdad de oportunidades, independientemente de su condición social.

Actualmente, en Argentina el 61.2 por ciento de las madres participan en el mercado laboral, de ellas el 55.7 por ciento trabajan y el 5.5 por ciento buscan activamente trabajo.

10/GTR/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content