Inicio » El Estado, principal responsable de agresiones a defensoras

El Estado, principal responsable de agresiones a defensoras

Por la Redacción
defensorasdh03yunuhenrangelmedina

Entre 2010 y 2012, 414 defensoras de Derechos Humanos (DH) fueron agredidas en El Salvador, Guatemala, Honduras y México, y en 87 por ciento de los casos el responsable fue el Estado, reportó la organización civil Asociadas por lo Justo (JASS, por sus siglas en inglés), en su “Diagnóstico 2012: Violencia contra defensoras de Derechos Humanos en Mesoamérica”.
 
De acuerdo con el análisis, del total de las agresiones contra defensoras, 40 por ciento fueron por razones de género y en su mayoría cometidas en zonas rurales, con 33 por ciento; seguidas de las zonas urbanas con 22 por ciento, y la misma proporción en zonas locales.
 
En el documento se resalta la importancia de hacer un análisis de género de las agresiones contra defensoras de DH, ya que la violencia y discriminación por el hecho de ser mujer es un factor presente en su cotidianidad y afecta el desempeño de su labor.
 
Las defensoras que mayormente reportan haber sufrido agresiones por razón de género son las que defienden la tierra, el territorio y los recursos naturales (24 por ciento); las defensoras de una vida libre de violencia para las mujeres y contra el feminicidio (23 por ciento), y las defensoras en general (15 por ciento).  
 
Entre las principales agresiones están las amenazas, advertencias, ultimátum (59 casos); intimidaciones y hostigamiento psicológico (42 casos), y uso excesivo de la fuerza (42 casos). De 2010 a 2012 se registraron 38 asesinatos contra defensoras, 30 por ciento ocurrieron en Guatemala, 29 por ciento en Honduras, al igual que en México, y el 98 por ciento de ellos permanece en la impunidad.
 
El diagnóstico apunta a que la violencia de género paraliza e inhibe la labor de las defensoras, aunado a esto, si están acostumbradas a que las lastimen y menosprecien, tienden a minimizar, normalizar o negar las agresiones reflejando esta conducta en su trabajo.
 
También refiere que el rol de género que responsabiliza a las mujeres de las tareas del hogar, cuidado y crianza de hijas e hijos, supone una limitación para su participación en acciones públicas y colectivas de defensa de los DH.
 
El documento resalta que el 70 por ciento de las defensoras son responsables del mantenimiento familiar, por lo que son vulnerables a amenazas contra la integridad de su familia.
 
Por último, puntualiza sobre el autocuidado y recomienda mejorar las condiciones laborales al regular las horas de trabajo, tomar vacaciones, procurar las relaciones familiares y personales, y cuidar su salud.
 
El diagnóstico es el primero en su tipo diseñado específicamente para Mesoamérica, además de que sistematiza la información recabada en el Registro Mesoamericano de Agresiones a Defensoras de Derechos Humanos.
 
El documento fue presentado por JASS –integrante de la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de DH–, y en él se documenta, analiza y registra la violencia contra las activistas en esta región de 2010 a 2012, para contar con información desagregada por sexo.
 
13/JCUF/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: