Inicio El movimiento de “lo corporal”, en Argentina

El movimiento de “lo corporal”, en Argentina

Por Carolina Velásquez*

Trabajar el cuerpo, desde lo individual y en colectivo, es un tema que en especial se ha tocado en Argentina.

Una experiencia particular que ha reunido a una amplia gama de terapeutas argentinos dedicados a disciplinas –muy diversas– relacionadas con “lo corporal” es la del Movimiento de Trabajadores e Investigadores Corporales para la Salud (MoTrICS).

Nació en 1986, al iniciar la democracia en este país del cono sur luego de la dictadura militar, con el objetivo inicial de realizar un encuentro anual entre profesionales en áreas distintas: docentes, expresivas, artísticas y terapéuticas, que con el tiempo se convirtió en algo medular del movimiento

Este esfuerzo logró que, diez años después, sus integrantes evaluaran la experiencia como un espacio que permitió romper el aislamiento en que se encontraban y contar a la comunidad sus desarrollos teóricos y vivenciales.

Alicia Lipovetzky, una de sus promotoras, narra la situación que antecede al MoTrICS:

“En el año 1981, en Argentina, la dictadura militar se va agotando en sus propias contradicciones y comienzan a surgir expresiones artísticas, como Teatro Abierto y Danza Abierta, que dan cuenta de la producción realizada bajo la dictadura, pero que recién en ese momento pueden exponerse, aunque con dificultades”.

Con el tema del movimiento y la salud a través de lo artístico, recreativo, preventivo y terapéutico, en este período surgió el primer Encuentro Argentino del Movimiento y la Salud, organizado por el Consejo Argentino de la Danza, bajo la presidencia del bailarín y coreógrafo Juan Falzone.

El evento logró congregar a disciplinas tan diversas como la danza clásica, contemporánea y folklórica; la expresión corporal; la gimnasia consciente; la medicina en general; la psicología, y deporte.

Se realiza en un teatro donde las y los expositores están en el escenario y el público en butacas, relata Lipovetzky.

“El evento comienza con una coreografía sobre la evolución del movimiento, realizada por los coordinadores de las distintas disciplinas. Esa era la primera vez que se daba en Argentina un Movimiento de estas características, cuyo objetivo fue favorecer un acercamiento interdisciplinario, tendiente a profundizar un intercambio de conocimientos y experiencias”, afirma.

No volvió a realizarse otra actividad de esta magnitud hasta 1986 con el Encuentro Argentino de Trabajadores e Investigadores del Movimiento Corporal para la Salud cuando, ya instalada la democracia, el bailarín y coreógrafo Juan Falzone, como funcionario del nuevo gobierno, retoma la idea del encuentro de 1981.

La convocatoria fue abierta a la comunidad y la organizó el Departamento de Extensión Cultural, del Centro Cultural San Martín, con talleres donde el público participó activamente ampliando, señala Lipovetzky, el campo de las disciplinas presentadas.

Así narraron su inicio varios de las y los integrantes del MoTrICS en el IV Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Enseñanza Artística, en febrero de 1996, en La Habana, Cuba, durante los trabajos de una mesa donde expusieron la función socializadora, de sostén y aprendizaje de este movimiento.

Acerca de esta experiencia y su riqueza abundaremos en las próximas entregas.

*Periodista mexicana, facilitadora de grupos, terapeuta con Enfoque Centrado en la Persona y Gestalt, instructora asociada de Tao Curativo (www.taocurativomexico.com).

07/CV/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más