Inicio El presidente en campaña, y el IFE, agazapado

El presidente en campaña, y el IFE, agazapado

Por Leticia Burgos

Es cuestionable que el Instituto Federal Electoral se haga de la vista gorda ante actos y dichos presidenciales que a todas luces forman parte de una estrategia partidista que, desde la embestidura presidencial, se realiza sin rubor alguno y que se ha intensificado después de haberse levantado la tregua navideña, en claro desafío a la democracia tambaleante de México.

El presidente Vicente Fox pretende ser el gran elector, como lo fue el dedazo en la era del partido único, al hacer uso indiscriminado e inmoral del erario público para anuncios televisivos y radiofónicos costosísimos, apostándole a la mercadotecnia. Se difunden las bondades de sus obras, al mismo tiempo que se persuade a la ciudadanía, en un juego de palabras, “a seguir por el mismo camino, que no va ir mejor”.

Inclusive, en clara confrontación con sus adversarios, en actos presidenciales Fox no vacila en descalificarlos: llama a no creer en “los redentores”, en el “populismo”, en “soluciones fáciles”, y ha llegado a decir que no hay que creerles a quienes en el pasado demostraron que no pudieron, haciendo lo que cualquier vocero o coordinador de campaña haría en pro de su candidato y su partido.

Es inadmisible que el Instituto Federal Electoral (IFE) se mantenga apacible, agazapado, y que no le ponga un alto a esa situación en el que el presidente Vicente Fox denigra la institución presidencial y vulnera las reglas del juego. El IFE tiene la responsabilidad de garantizar una contienda equitativa y transparente, un juego limpio entre los contendientes, y de actuar en consecuencia cuando una autoridad de gobierno y/o servidor público, cualquiera que sea, incluido el presidente de la República, abusa del poder que ostenta.

Las autoridades electorales federales debieran haber actuado ya porque, ¿de qué sirven los llamados a firmar un pacto de civilidad entre los partidos y candidatos? ¿De qué sirven los acuerdos que promueve la Secretaría de Gobernación con los gobernadores de las entidades federativas para que los recursos del erario público y los programas sociales no sean utilizados en las campañas, si el máximo responsable político de la Nación, el Presidente de la República, sigue empeñado en ser el vocero su partido y en hacer la campaña a su candidato con recursos públicos desde la figura Presidencial?

Al IFE le corresponde velar por la legalidad y la seguridad que la ciudadanía demanda para participar de manera informada y votar con plena libertad, de la misma manera que le corresponde parar todo acto que pretenda defraudar las libertades democráticas.

[email protected]

*Senadora por el Partido de la Revolución Democrática

06/LB/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content