Inicio El trabajo de hormiga de la sociedad civil en Cancún

El trabajo de hormiga de la sociedad civil en Cancún

Por Miriam Ruiz

Desde el primer momento, las organizaciones no gubernamentales (ONG), acreditadas por la cancillería mexicana en la Quinta Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), realizaron una estrategia con tácticas de guerrilla hormiga en la Sala de Prensa del Centro de Convenciones.

Cuando el presidente Vicente Fox inauguró la reunión el miércoles 10 de septiembre, integrantes de Oxfam, Via Campesina y otras grandes ONG internacionales mostraron pequeñas pancartas señalando la presión de Estados Unidos y la Unión Europea hacia los países del Tercer Mundo.

Médicos Sin Fronteras cuestionó en sus pancartas el precio pagado por Camboya para ingresar a la OMC al eliminar los impuestos a las importaciones, y demandó medicamentos genéricos para todas las naciones, incluso las desarrolladas.

Greenpeace en tanto, mantenía su rechazo a los alimentos trasgénicos interrumpiendo el 11 de septiembre, día de la entrada en vigor del Protocolo de Cartagena sobre bioseguridad, una conferencia del gobierno estadounidense en la sala “C” del Centro de Convenciones.

Conforme avanzaban los trabajos de la ministerial, los activistas realizaron diversas acciones de denuncia: jóvenes japoneses criticaron una inversión del gobierno de su país para modificar la laguna que rodea la zona hotelera de Cancún.

Tres estadounidenses se apostaron durante 12 horas en la cumbre de una grúa ubicada en un condominio en construcción donde colocaron una manta con la leyenda “que se vayan todos” y el sábado 13 sindicalistas coreanos se colaron en el puente frente al Centro de Convenciones para honrar a su colega inmolado.

La tarde-noche del viernes 12 de septiembre, unos 80 mexicanos y extranjeros lograron llegar por la playa hasta las inmediaciones el Centro de Convenciones para sentarse por más de tres horas sobre el bulevar Kukulkán e interrumpir el tráfico, lo cual impidió al delegado europeo, Pascal Lamy, intervenir en una sesión en el hotel Coral Beach.

El subsecretario de Gobernación, Gonzalo Altamirano Dimas, olvidando las acciones de resistencia civil que organizaba su partido cuando era oposición, amenazó con deportar a los extranjeros, quienes finalmente fueron expulsados de la zona hotelera en autobuses tras una asamblea realizada sobre el asfalto.

El domingo 14, día de la clausura, los activistas continuaron con sus representaciones teatrales imitando al enviado de Washington Robert Zoellick, a Lamy y a otros negociadores, en sus presiones hacia el Tercer Mundo.

Todo en el lobby del Centro de Convenciones, luego de que días antes, quienes se pretendían desnudar como forma de protesta en ese sitio, fueron detenidos momentáneamente por el Estado Mayor Presidencial.

La algarabía entre los activistas estalló cuando hacia las 16:00 horas del domingo, el delegado de Kenia bajó hasta el lobby y anunció que las negociaciones entre las 146 delegaciones de la OMC habían fracasado al no aceptar las naciones ricas la inclusión de la agenda agrícola en el debate.

Walter Bello, de Focus on Global South de Filipinas estalló en júbilo al calificar la Quinta Cumbre Ministerial como “un Seattle dos sin violencia”, en recuerdo del colapso en 1999 en esa ciudad estadounidense de las negociaciones que fueron interrumpidas por las manifestaciones callejeras.

“Fue el éxito de la sociedad civil global”, decía la delegada de Public Citizen de Estados Unidos, mientras entonaba una rola compuesta para la ocasión con música de Los Beatles: “El dinero no puede comprar el mundo” o “Money can’t buy the world.”

2003/MR/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más