Inicio En Chile, la ley de violencia fue superada por la realidad

En Chile, la ley de violencia fue superada por la realidad

Por la Redacción

La ley fue superada por la realidad. En lo que va del año, la crónica roja suma ya ocho feminicidios, mujeres que fueron asesinadas por sus parejas, pese a que algunas tenían medidas de protección.

Algunas de estas mujeres, habían sufrido por años el maltrato psicológico y físico, por lo que ya habían sido denunciados ante las autoridades, pero algo falló y se hacen necesarias modificaciones a las leyes para proteger a las mujeres de sus agresores, asegura la ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Cecilia Pérez.

Esta es una ley que cumplió una función –añade la funcionaria chilena- su mérito fue sacar este tema a la esfera pública, pero también está consciente que “hoy requerimos una ley más fuerte, con una clara señal de mayor rechazo y sanción social y judicial”.

Por lo mismo, explicó, que desde 2001 se trabaja en modificaciones a esta primera ley de violencia intrafamiliar y en dar más herramientas a la justicia civil y penal, que a partir de octubre se verá complementada por la Ley de Tribunales de Familia.

La ley de violencia intrafamiliar, en la que se incluye la violencia contra las mujeres, se aprobó en 1994, pero hoy se ve claramente sobrepasada y, a veces, hasta inútil. De ahí que existan propuestas de modificación a la Ley 19.325 de Violencia Intrafamiliar, que esperan se de en el segundo trámite en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado.

Entre los cambios propuestos, destacan el de tipificación para que la agresión sea considerada delito y no falta (como hasta ahora) y se concedan mayores facultades a jueces y carabineros a favor de proteger a las víctimas.

Además, se han incluido otras dos indicaciones, una que autoriza recursos para la prevención y otra que precisa las penalidades.

Sólo falta que se otorgue urgencia para que el proyecto sortee, sin grandes trabas, su camino en el Congreso, situación que se estudiará mientras termine el tiempo de presentar indicaciones.

La ministra del Sernam, Cecilia Pérez, reconoció en el Día Internacional de la Mujer que, a la luz de estas cifras, “de alguna manera la ley se ha visto superada por la realidad”.

Por otra parte, desde enero pasado la Policía de Investigaciones cuenta con la Jefatura Nacional de Delitos contra la Familia, a cargo de la prefecta inspectora Cristina Rojo. A la luz de su experiencia, la primera falencia de la ley es no considerar la violencia intrafamiliar como un delito.

Apuntó que ello “conlleva una falta de conciencia en toda la sociedad, respecto de la magnitud de las consecuencias negativas que la violencia genera”.

El maltrato psicológico también debiera considerarse una lesión grave, porque puede llevar a una víctima a tomar medidas extremas como el suicidio, alertó Rojo.

En tanto, la coordinadora de la Red Chilena contra Violencia Doméstica y Sexual, Patricia Olea, señala que la actual ley carece de recursos para su implementación, terapias de ayuda y monitoreos para que se cumplan las sentencias.

Las modificaciones que se trabajan en el Congreso son un avance, reconoce Olea, pero de todas formas, para ser considerada como delito, la agresión debiera ser habitual, permanente y continua, o sea que tiene que estar toda una vida pegándole, reclama.

2005/SEM/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content