Inicio » En ciernes, retiro de contrarreforma en Derechos Humanos

En ciernes, retiro de contrarreforma en Derechos Humanos

Por Anayeli García Martínez

La propuesta de contrarreforma constitucional en materia de Derechos Humanos causó tal ámpula que existe la posibilidad de que sea retirada.
 
Ante el repudio de juristas, activistas y legisladores hacia la iniciativa del diputado del PRI Francisco Arroyo Vieyra, que busca reformar el artículo primero constitucional para relegar los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos (DH), trascendió que podría ser retirada.
 
En días recientes Arroyo Vieyra dijo a la prensa que no apoyaría su propuesta, pero nunca afirmó que la retiraría. Fuentes consultadas por Cimacnoticias afirman que existe la firme posibilidad de que por el rechazo de los propios priistas, el diputado retire su propuesta.
 
En 2011 una reforma constitucional ponderó en la Carta Magna la defensa de los DH y colocó los tratados internacionales en la misma jerarquía que la Constitución. La propuesta tardó tres años en ser aprobada tras largos consensos en el Congreso y con la anuencia de un amplio grupo de integrantes del PRI.
 
Miembros de la Comisión de Puntos Constitucionales –instancia que debe dictaminar la iniciativa– explican que Arroyo Vieyra no les ha informado si retirará su propuesta presentada el pasado 3 de enero. No obstante, algunos legisladores ya aplauden esta posibilidad.   
 
De acuerdo con el Reglamento de la Cámara de Diputados, una iniciativa sólo puede ser retirada por su autor o autora antes de que la comisión a la que fue turnada la haya dictaminado.
 
NI UN PASO ATRÁS
 
El diputado por el PAN e integrante de la comisión dictaminadora, Carlos Angulo Parra, señala que no se puede echar atrás la reforma constitucional de 2011 que significó una conquista del pueblo mexicano reconocida a nivel nacional e internacional.
 
Explica que de prosperar la contrarreforma se abriría la puerta para que “cualquier gobierno autoritario, en el presente o en el futuro, pudiera hacer cambios constitucionales que hicieran nugatorios los DH reconocidos en los tratados internacionales”.
 
Por ello considera benéfica la posibilidad de que la propuesta sea retirada. Además recordó que en este tema el PAN y el PRD han coincidido, por lo que adelantó que en caso de que la propuesta siga en pie, ambas fracciones la rechazarán.
 
Más cuidadosa, la integrante de la comisión dictaminadora y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, la priista Miriam Cárdenas, apunta que buscará un diálogo entre ambas instancias legislativas para trata de incidir en la discusión de la propuesta.
 
Y es que las y los diputados de la Comisión de Derechos Humanos solicitaron el pasado 31 de enero que la iniciativa de Arroyo Viera les fuera turnada bajo el argumento de que también es de su interés y competencia.
 
Cárdenas se comprometió a hacer la solicitud, pero el pasado 6 de febrero informó a la Comisión de Derechos Humanos que el Reglamento de la Cámara baja estipula que el turno de una iniciativa se debe solicitar a más tardar cinco días después de haber sido presentada ante el Pleno.
 
EVITAR ALBAZO
 
La diputada del PRD Lourdes Amaya, también integrante de la Comisión de Derechos Humanos, presentó el posicionamiento de su grupo parlamentario y calificó los argumentos de la contrarreforma constitucional como inválidos.
 
Según la postura de la fracción perredista, pretender reformar el artículo primero constitucional para establecer la supremacía de la Carta Magna sobre los tratados internacionales, implicaría sesgar la protección de los DH.
 
En entrevista, Amaya insiste en que no se debe modificar el actual texto constitucional porque así como está ahora obliga al Estado a aplicar las disposiciones más protectoras de los DH, sin importar si provienen del orden jurídico nacional o internacional. 
 
Agrega que aunque su comisión no pueda participar en la votación de la contrarreforma sí puede hacer llegar sus opiniones, por lo que  el PRD presionará para que en caso de que la Comisión de Puntos Constitucionales emita un dictamen, éste sea en contra.
 
La diputada del PT e integrante de la Comisión de Derechos Humanos, Loretta Ortiz Ahlf, apunta que si Arroyo Vieyra hubiera reconocido “su error” ya habría retirado la iniciativa.
 
Como académica y experta en derecho internacional, Ortiz Ahlf critica el intento de contrarreforma cuando es claro –sostiene– que los tratados internacionales son “más protectores y garantistas que la propia Constitución”. 
 
La también docente de la Universidad Iberoamericana confía en que la iniciativa pronto sea retirada porque de lo contrario, pese a las críticas de la oposición, el PRI podría aprobarla sin obstáculos toda vez que es mayoría en San Lázaro.
 
13/AGM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: