Inicio En Cuba es fácil divorciarse, pero no mudarse de casa

En Cuba es fácil divorciarse, pero no mudarse de casa

El divorcio en Cuba es fácil, cuesta lo mismo que casarse: 1.05 dólar, pero la dificultad del rompimiento radica en la escasez de vivienda.

El New York Times publica lo anterior, de acuerdo con una investigación de la agencia AP, y cuenta cómo después de 21 años de matrimonio Pedro Llera y su esposa Maura optaron por la separación.

El divorcio les tomó 20 minutos, pero el señor Llera compara lo que vino después: “más de un año en abierta guerra en la casa”, durmiendo en la misma cama y compartiendo un cuarto con su hija de 14 años. Ellas pelean en las cortes de Cuba para poder pasarse al segundo piso, un apartamento de dos recamaras en el distrito del Vedado.

Parejas cubanas separadas a veces permanecen por años bajo el mismo techo o por el resto de sus vidas, aprendiendo que en la isla el divorcio es fácil, pero la casa no.

El fenómeno atestigua no solo la severa escasez de casas, sino también la habilidad de las y los cubanos para permanecer amigablemente, o civilizadamente, divorciados.

“En un país en desarrollo obtienes un divorcio, alguno se va a un hotel y después a una nueva casa”, dijo Llera, mecánico de 60 años, pero “aquí te tienes que mantener viviendo como pareja”.

Por ley, las y los cubanos no pueden vender sus casas, porque el Estado controla casi todas las propiedades y la mudanza debe de ser aprobada por las autoridades. Además, las casas son muy escasas y no hay a dónde ir.

El gobierno cubano estima una escasez de medio millones de casas. En el 2006 se construyeron 110 mil. Y el año pasado hubo iniciativas de construcción, que no se concretaron por el incremento en el precio del material y las inundaciones severas.

Mirta, de 45 años y residente en La Habana, decidió divorciarse después de 18 años, en 1997. La pareja contrató un abogado y firmaron los papeles amigablemente. Pero ninguno de los dos pudo mudarse y diez años después continúan compartiendo el apartamento de dos recámaras con sus dos hijos, que ahora tiene 18 y 20 años de edad.

“Él tiene a otra mujer, pero siempre regresa al hogar, a la misma casa”, dijo Mirta, quien pidió el anonimato para no tener problemas.

La escasez de casas exacerba a los matrimonios que rompen. Cuba reportó que en 2006 ocurrieron 56 mil 377 casamientos y 35 mil 837 divorcios. El porcentaje de divorcio es de 64 por ciento, sin contar a quienes se casan nuevamente o se divorcian en múltiples ocasiones.

Los rompimientos son muy comunes en Cuba, tanto que los propios cubanos bromean acerca de que si alguno de sus parientes permanecen juntos necesitan terapia de por vida.

Cuba es oficialmente laica y el divorcio no carga con el estigma que tiene en otros países. Muchas mujeres que se divorcian regresan a las casas de sus parientes. Algunas parejas divorciadas viven juntas colocando paredes de madera para dividir el espacio, aunque las y los hijos se muevan libremente por todas las áreas.

Es frecuente ver carteles pegados en las calles con la leyenda “1×2” para cambiar apartamentos de una a dos recámaras.

Llera, el mecánico, está peleando por el apartamento que le pertenece a su papá y que su ex esposa también pelea porque dice que ha vivido ahí lo suficiente como para permanecer en el lugar. La Corte favoreció al señor Llera, pero la señora apeló.

Por lo pronto la señora duerme en un sofá y seguido llama a la policía para que esto se cumpla. Eventualmente, la Suprema Corte movió a la mujer con parientes, pero ella dejó la mayoría de sus ropas como medida de protesta.

08/LPB/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content