En Guerrero solicitan segunda AVG por agravio comparado

ESTADOS
Acceso a la justicia para las mujeres
   Autoridades se niegan a garantizar aborto en casos de violación
En Guerrero solicitan segunda AVG por agravio comparado
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 20/03/2019

En Guerrero, con la excusa de que el Código Penal sólo permite el aborto por violación si se denuncia la agresión sexual formalmente, este derecho continúa negándose a las niñas y mujeres, pese a estar establecido en la Norma Oficial Mexicana 046 (NOM 046), por lo que organizaciones civiles interpusieron una solicitud de Alerta de Violencia de Género (AVG) por Agravio Comparado para reformar la legislación.

La petición de AVG por Agravio Comparado la presentó el pasado 8 de marzo de 2019 el Observatorio Ciudadano de Violencias en el estado de Guerrero coordinado por Viridiana Gutiérrez, quien en entrevista telefónica con Cimacnoticias informó aún esperan sea aceptada por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), responsable del tema.

El mecanismo de AVG por Agravio Comparado pretende eliminar las desigualdades producidas por un marco jurídico o políticas públicas que impiden a las mujeres el ejercicio pleno de sus Derechos Humanos. Veracruz en la única entidad donde está activo este tipo de Alerta porque las leyes locales obstruyen el derecho de quienes quieren interrumpir un embarazo.

Guerrero es el segundo estado que solicita la AVG por agravio comparado con el fin que se homologue el Código Penal local con la NOM 46 para garantizar a las mujeres y niñas víctimas de violación sexual la interrupción de embarazo sin necesidad de denuncia, y así no acudan a métodos inseguros que pongan su vida en riesgo.

Actualmente el Código Penal de Guerrero en su artículo 159 fracción I, requiere a las víctimas de violación que interpongan una denuncia en el Ministerio Público para que éste pueda autorizarlas a acceder a un aborto en los servicios de salud.

Además de la violación sexual, el Código Penal establece otras tres causales por las que las mujeres pueden interrumpir un embarazo legalmente: cuando el producto tiene malformaciones genéticas o congénitas graves, cuando está en riesgo la salud de las mujeres, o bien, se trata de una inseminación artificial no consentida.

Desde las reformas en 2016 a la NOM 046 “violencia familiar, sexual y contra las mujeres”, se prevé en todo el país el acceso al aborto en casos de violación sin necesidad de denuncia o autorización judicial o ministerial, basta que las mujeres presenten en los servicios de salud un escrito manifestando, bajo protesta de decir verdad, que el embarazo es producto de violación.

No obstante, la falta de armonización de las leyes estatales, como ocurre en Guerrero, suele tomarse como un argumento para negar este derecho a las mujeres y niñas.

De acuerdo con el informe “Violencia sin interrupción” del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) de enero de 2009 a junio de 2016 la Secretaría de Salud de Guerrero practicó únicamente  5 abortos por violación sexual.

Información proporcionada a esta agencia por la coordinadora del Observatorio, Viridiana Gutiérrez, indica que en 2018 la instancia de salud sólo practicó 3 abortos por violación sexual.

Un reducido número si se considera la violencia en la que está inmersa Guerrero. La entidad está declarada en Alerta de Género por una grave situación de violencia feminicida en ocho de sus municipios, por lo que éste sería el segundo proceso de Alerta que enfrentarían las autoridades guerrerenses.

Datos oficiales reportados en el informe de AVG por violencia feminicida en Guerrero, revelan que de 2009 a 2016 ocurrieron 2 mil 717 casos de violación sexual. Mientras el Tribunal Superior de Justicia de Guerrero informó que en el mismo periodo conoció mil 120 casos de violación sexual.

Sólo en el mes de enero de 2019, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reportó 21 carpetas de investigación por violación y violación equiparada.

Sobre la negativa de los estados de aplicar la NOM 046 a víctimas de violación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió el año pasado, dos sentencias por la negativa de interrumpir un embarazo a víctimas de violación en Oaxaca y Morelos. Estableció que la negación de servicios de aborto por violencia sexual es una violación a los Derechos Humanos y se debe reparar de manera oportuna y que la autoridad debe garantizar sin dilación alguna este servicio para evitar que las consecuencias físicas y psicológicas que viven las víctimas se sigan prolongando.

AUTORIDADES RENUENTES

Bajo este contexto, las defensoras demandan tres acciones concretas en solicitud de AVG por Agravio Comparado, señaló Viridiana Gutiérrez: al congreso de Guerrero eliminar del Código Penal el requisito de autorización para acceder a los servicios de aborto por violación de conformidad a la NOM 046; a la Secretaría de Salud local crear un Programa de Interrupción Legal del Embarazo para seguir lineamientos y protocolos de actuación en estos casos; y por último, tener un banco de datos que permita conocer cuántas mujeres están accediendo a los servicios de aborto.

Cabe recordar que no es la primera vez que se señala al gobierno de Guerrero que debe aplicar adecuadamente la NOM 046, en la sexta recomendación desprendida de la primera Alerta de Género, el Grupo de Trabajo llamó al gobierno estatal a capacitar al personal de salud y de procuración de justicia para garantizar el derecho al aborto en caso de violación.

Al respecto en un informe que presentó el gobierno estatal a la Conavim el año pasado en seguimiento a la AVG, señaló que a través de un convenio entre la Fiscalía General de Guerrero y la Secretaría de Salud brindaría estas capacitaciones.

No obstante en la práctica a las mujeres y niñas se les están negando estos servicios. De acuerdo con Viridiana Gutiérrez en reuniones que sostuvieron el año pasado con el secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña Pintos, les advirtió que “durante su administración no se harían interrupciones del embarazo en casos de violación sin denuncia, pues el Estado se rige bajo su Código Penal”.

En los casos que acompaña esta organización de mujeres guerrerenses también integrante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), han tenido que presentar obligatoriamente la denuncia para que las mujeres accedan al aborto o bien acreditar otras causales como el riesgo a la salud.

Ello sin antes atravesar una serie de violencias institucionales en las que cuestionan y violentan a las víctimas sobre su decisión. En un último caso que acompañó la organización, ejemplificó Gutiérrez, todo el hospital en el que se iba practicar un aborto a una joven se declaró objetor de conciencia.

Las defensoras también se han acercado a las legisladoras del congreso de Guerrero, sobre todo a las diputadas de la Comisión de Igualad de Género para que incluyan en su agenda armonizar el Código Penal con la NOM 046, sin embargo, no han encontrado ninguna que quiera tomar la iniciativa, refirió Gutiérrez.

Con esta petición de AVG por ahora no se pretende la despenalización total del aborto en Guerrero, primero señaló la coordinadora del Observatorio requieren que se garanticen las causales por las cuales las mujeres ya tienen derecho a interrumpir un embarazo.

19/HZM/LGL