Inicio » En Oaxaca desgraciadamente sí se puede morir de pobreza

En Oaxaca desgraciadamente sí se puede morir de pobreza

Por Nadia Altamirano Díaz, corresponsal

Antes de hospitalizar a su hija de diez años, Marcela y su esposo intentaron que un médico particular la atendiera en Nuevo Venustiano Carranza, Ejutla, un lugar muy pobre” en donde “la mayoría se va pal norte, porque no tiene trabajo. El doctor sólo le puso una inyección a Reyna y le indicó a sus padres que debían llevarla al Hospital de la Niñez en Oaxaca.

La niña ingresó el 12 de diciembre y una semana después, el domingo pasado por la noche, falleció. Su deceso, “coincidió” con la muerte de otras tres recién nacidas y un recién nacido en el mismo hospital, en un lapso de 16 horas.

La coincidencia de sus decesos y la demora en la entrega de las actas de defunción, propició que sus familiares, pobres y de comunidades del interior del estado, sospecharan de una negligencia médica.

“Entró caminando y ahí se puso muy grave, me dijeron que quien sabe si salía, luego que se recuperó; traía calentura y tos, ahí estuvo metida, decían que traía una infección que se le fue empeorando, quién sabe qué pasó”, dijo Marcela, una mujer de 26 años y madre de cinco hijos.

Cuando el director del Hospital de la Niñez, Octavio Corres, aceptó hablar del caso de los cinco menores fallecidos, se refirió a Reyna como “una escolar de 10 años que ingresó con una anemia muy grave”.

Una falla orgánica múltiple provocó su muerte. “Llegó al hospital con insuficiencia respiratoria, hinchada, ya venía casi morada, inmediatamente la entubaron, le colocaron el ventilador y la pasaron a terapia intensiva”.

El directivo del hospital al que llegan los casos de niñas y niños que requieren atención de tercer nivel, rechazó que el caso de Reyna, las otras tres recién nacidas y el menor estén relacionados con una deficiencia en el servicio, sólo se trató de una coincidencia extraordinaria:

“Son casos tan diferentes, ninguno es médico legal, tres son de malformaciones congénitas.

No puede generar sospecha porque son diferentes diagnósticos en diferentes momentos, los pacientes estaban muy graves, con mucho tiempo de hospitalización y en cualquier momento iban a fallecer”.

La subdirectora médica del hospital, Rocío Arias Cruz, admitió que la mayoría de las menores y el menor pertenecían a familias de escasos recursos, pero habría que analizar caso por caso -si las mamás son jóvenes y recibieron el cuidado prenatal, por ejemplo- para saber si su situación socioeconómica fue un factor que influyó en su estado de salud.

El primero de cinco fallecimientos se registró a las 7:00 de la noche del domingo, fue el caso de una menor de 23 días de nacida que falleció por choque séptico y una falla orgánica múltiple.

La hospitalizaron el 9 de diciembre porque sus riñones poliquísticos no funcionaban. Era originaria de Santiago Amoltepec, en la sierra sur de Oaxaca, a 350 kilómetros de la capital del estado.

Casi cuatro horas después de ese mismo domingo, a las 10:50 horas de la noche, murió por choque cardiogénico una menor de siete meses de edad con síndrome de Down que ingresó al hospital el 8 de diciembre por neumonía. Era Originaria de Santa Catarina Juquila, en la región de la Costa, a unos 250 kilómetros de la ciudad de Oaxaca.

Fue a la 1:00 de la madrugada del lunes cuando murió Reyna. A las 9:45 de ese mismo día un menor de dos meses de nacido, originario de Llano del Nopal, Putla de Guerrero, también murió, había ingresado el 9 de octubre con una atresia intestinal.

El último caso se registró a las 10:45 del lunes, cuando una menor de 13 días de nacida murió por choque séptico, tenía una hernia diafragmática, había ingresado el 7 diciembre, originaria de Tuxtepec, en los limites con el estado de Veracruz.

Las familias de los tres menores que fallecieron el lunes no tenían ni para comprar el ataúd y dos ni siquiera tenían recursos para regresar a sus casas. Esas necesidades y la sospecha de que exista anomalía en el servicio médico, propició que algunas diputadas locales, entre ellas Clarivel Rivera, acudieran al hospital a gestionar apoyos:

“Incluso solicitamos la presencia del Ministerio Público, pero todo está en orden, dentro de la pena que cabe dentro de los deudos, nos fuimos enterando por parte de los médicos que algunos venían con problemas congénitos”.

Entrevistada a las afueras del hospital la legisladora dijo a Cimacnoticias que los cinco decesos son un ejemplo de que en Oaxaca desgraciadamente sí se puede morir de pobreza”.

“Estamos dispuestos a una investigación, los expedientes están a disposición de las autoridades.

Es un equipo de trabajo y todos mis compañeros son y actúan profesionalmente, son egresados de los mejores hospitales. Tenemos todo lo necesario para trabajar, no se escatima en nada”, aseguró el director del Hospital de la Niñez Oaxaqueña.

A su vez, el presidente de la Comisión Estatal de Arbitraje Médico de Oaxaca, Arturo Molina, declaró a un medio de comunicación local que este mismo lunes solicitó al hospital la información correspondiente y en tres semanas o más podría emitir un dictamen que señalará si hubo o no negligencia médica.

10/NA/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: