Inicio En riesgo, la viabilidad del Hospital de la Mujer

En riesgo, la viabilidad del Hospital de la Mujer

Por Rafael Maya

Condenado al olvido, víctima de subejercicios y recortes presupuestales, el Hospital de la Mujer -dependiente de la Secretaría de Salud (SS) y el único especializado en México para atender la salud reproductiva femenina- no recibirá en 2004 ni siquiera tres millones de pesos para atender a las más de 100 mil mujeres que buscan atención médica esa unidad.

En el proyecto de presupuesto de egresos de la Federación para 2004, la SS prevé gastar apenas 30 pesos para cada una de las 114 mil pacientes que acuden al año al Hospital de la Mujer a ser atendidas por males como cáncer cérvico uterino y de mama, complicaciones de parto y puerperio, o a recibir el servicio de aborto legal.

La propuesta del presidente Vicente Fox, enviada a la Cámara de Diputados a principios de noviembre pasado, otorga tan sólo dos millones 989 mil 82 pesos al rubro “Apoyar el desarrollo del Hospital de la Mujer, D.F.”, correspondiente al presupuesto de la SS para el 2004.

Para 2003 a ese hospital -fundado en 1582- se le aprobaron 227 millones 237 mil 587 pesos. El rubro en el que se asignó tal monto (“Otorgar atención médica en el Hospital de la Mujer”) desaparece del actual proyecto de egresos del Ejecutivo Federal.

Cada año el Hospital de la Mujer (que atiende problemas del climaterio, embarazos de alto riego, infertilidad y eventos obstétricos, entre otros) ha visto disminuido su presupuesto. En 2002 el nosocomio tuvo recursos por más de 245 millones de pesos, ocho millones más que lo aprobado para este año.

¿A DÓNDE VAN LOS DINEROS?

Sin embargo, en un reportaje de Cimacnoticias de enero pasado, el administrador del Hospital de la Mujer, Carlos Bonilla, asentó que en 2003 la entidad funcionaría con tan sólo 29 millones de pesos de los más de 227 millones aprobados por la Cámara de Diputados en diciembre de 2002.

El funcionario advirtió que el hospital tendría que usar los cerca de 16 millones de pesos provenientes de las cuotas de recuperación de las usuarias, para paliar los efectos del “recorte presupuestal” en los programas de obstetricia, ginecología, oncología y neonatal, las cuatro grandes especialidades del nosocomio.

Incluso en 2002 el Hospital de la Mujer tuvo una transferencia de siete millones de pesos del Programa Mujer y Salud (Promsa), para la creación de un Centro de Atención de la Violencia Familiar. No obstante, la mitad de esos recursos se destinaron a la compra de medicamentos y mantenimiento de equipo, informó Carlos Bonilla.

A pesar de esa transferencia, el Hospital de la Mujer sufrió un recorte por la misma cantidad de siete millones de pesos, según informaron autoridades de Hacienda en una reunión con diputadas federales en septiembre de 2002.

De ese recorte, más de 5 millones de pesos formaron parte de una reducción directa de la SHCP, y 550 mil pesos se restaron a la capacitación del personal de la SS.

Carlos Bonilla previó en enero de este año que la situación del Hospital de la Mujer empeoraría. Jamás se imaginó qué tanto: para 2004, con menos de tres millones de pesos -lo que gastó en 2003 para medicinas y mantenimiento- la unidad médica tendrá que hacer frente a múltiples deficiencias.

La entidad atiende cada mes en consulta externa a cuatro mil 500 pacientes y cerca de cinco mil en urgencias, generalmente por infecciones en las vías urinarias, aunque un alto porcentaje de las mujeres acuden al nosocomio para ser atendidas durante el parto.

Las autoridades sanitarias reportan que continuamente llegan a ese hospital mujeres gestantes en condiciones de salud muy complicadas que son canalizadas de otras instancias médicas, principalmente del Gobierno del Distrito Federal.

El nosocomio cuenta con tan sólo 32 incubadoras, que son insuficientes para atender la demanda, mientras también hay escasez de personal de enfermería.

El hospital representa una alternativa para las mujeres que padecen cáncer cérvico uterino y mamario, y que carecen de seguridad social. Esos males son las dos principales causas de muerte en las mexicanas: la mortalidad por tumor de cérvix asciende a 4 mil 400 decesos al año, y por cáncer de mama la cifra es de 2 mil 500 durante el mismo lapso.

03/RM/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más