Inicio » Agenda » Libres de Violencia » En vilo construcción de refugio para víctimas de violencia en Veracruz

En vilo construcción de refugio para víctimas de violencia en Veracruz

Por Brisa Gómez
8marzo17_SandraSegura_veracruz04

El Gobierno de Veracruz invirtió casi 60 millones de pesos para construir un refugio para resguardar a las víctimas de violencia de género y sus hijas e hijos pero 40 de esos están perdidos en un laberinto burocrático y aun no se concreta la creación de este espacio que por ley se planeó hace una década.

La Ley estatal de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, aprobada en 2008, obligaba a crear un refugio. Desde 2013 se presupuestaron 20 millones de pesos en 3 ocasiones; en dos de esas se depositaron los recursos y no se aplicaron y en la tercera ocasión está en proceso por lo que aún no se concreta la creación de este espacio

“El otro día, con una escoba chiquita estaba yo barriendo y estaba yo barriendo afuera, nuestra casa, está en lomita, en alto, y estaba yo barriendo afuera y él estaba escombrando y me dice: Ora tú, estás barriendo, te haces guaje, a quién jijo de la chingada estás viendo. Y yo que le contesto: ¿Pues, quién madre? No le hubiera dicho, con eso me dio mis cachetadas y luego otra vez me tiró de balazos, ya no podía vivir con él, ya mejor lo dejé”.

Este es el testimonio de una de las mujeres que pidió ayuda por la violencia que vivía en su casa y por la cual fue enviada a vivir a un refugio para resguardarse de su pareja. Esta declaración se encuentran en el estudio “Ruta crítica que viven las mujeres Víctimas de la Violencia en su hogar”, realizado por la investigadora Florinda Riquer Fernández para conocer la situación que enfrentan las mujeres que sufren violencia y deciden denunciar a sus agresores.

En Veracruz sólo hay cuatro refugios para las mujeres y muchas se ven obligadas a seguir conviviendo con su agresor, viviendo maltrato psicológico y físico, violencia que en ocasiones las lleva a ser víctimas de feminicidio.

La Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia contempla la obligación de contar con refugios regionales, donde pueda darse un espacio a estas víctimas hasta por 90 días naturales, mientras reciben atención psicológica, médica y ocupacional para ellas y sus familias.

Sin embargo la administración pública de Veracruz no ha cumplido con este mandato de la Ley, dejando a las mujeres sin este servicio.

ALBERGUE QUE NUNCA SE CONSTRUYÓ

En al menos tres ocasiones desde 2013 se han presupuestado recursos para la construcción del refugio para mujeres víctimas de la violencia, lo que daría un total de al menos 60 millones de pesos para un proyecto que este año se concretará pero solo con 20 millones porque el resto de los recursos no se aplicaron.

De los montos presupuestados en las primeras dos ocasiones no se tiene rastro, se etiquetaron y se recibieron de la Federación, sin embargo no se aplicaron, a pesar de que los funcionarios en turno aseguraban que se iniciaría la construcción de dichos refugios. Esto no sucedió.

Los recursos fueron presupuestados y aprobados para los ejercicios fiscales de 2013, 2016 y 2017, los cuales debieron aplicarse por la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, por ser la encargada de llevar a cabo tareas de construcción en la administración estatal.

En 2013, el secretario de Gobierno de aquel entonces, Gerardo Buganza Salmerón, aseguró que esos recursos estaban en proceso de recibirse para llevar a cabo la construcción del refugio, en una ubicación que no podía dar a conocer por tratarse de un espacio que serviría para resguardar a las víctimas y mantenerlas seguras.

En ese entonces, el presupuesto aprobado por el Congreso para el refugio fue de 25 millones de pesos y se contaba con un terreno que reunía las características para la edificación de estas instalaciones.

En 2016, por segunda ocasión, el Congreso aprobó un presupuesto de 20 millones de pesos, etiquetados para que se construyera el refugio, recursos que nuevamente fueron destinados a la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas para iniciar la edificación.

En junio de ese año, 2016, la entonces diputada Ana Cristina Ledezma señaló que estaban venciendo los plazos y no se tenían noticias del inmueble.

En agosto de ese mismo año, la entonces directora del Instituto Veracruzano de las Mujeres, Edda Arrez Rebolledo, solicitó a la Federación el depósito directo de los recursos, pues estos no se dieron a conocer ni se había llevado a cabo la construcción del refugio.

Esto ocurrió a pesar de que en ese momento la Comisión Nacional para la Atención de la Violencia contra las Mujeres recomendó a Veracruz la construcción inmediata de al menos un refugio para las mujeres, una de las medidas con las que se evitaría declarar la Alerta de Violencia de Género en la entidad.

Para noviembre de 2016, ante el incumplimiento del Gobierno del estado en implementar medidas para proteger la vida de las veracruzanas, se emitió la primera declaratoria de Alerta de Violencia de Género por los crímenes de feminicidio.

Para 2017 nuevamente se etiquetaron recursos, incluso se difundió una licitación pública a nivel nacional para la construcción del refugio. En este 2018 se dio a conocer que fue entregado el proyecto ejecutivo de la obra.

A la fecha, por la veda electoral, no se han obtenido entrevistas ni información sobre los avances en la construcción del inmueble que se construiría en Xalapa para atender a las mujeres que sufren violencia y que necesitan un sitio seguro para permanecer hasta 90 días naturales junto a sus hijas e hijos.

INSUFICIENTES LOS REFUGIOS

La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reporta que en Veracruz más de 49 por ciento de las mujeres ha vivido un incidente de violencia a lo largo de su relación de pareja.

Esto ubica a Veracruz como una de las siete entidades con el mayor índice de violencia hacia las mujeres a nivel nacional.

Muchos de los casos de violencia ocurren en el hogar de las mujeres y se reporta que incluso los feminicidios y homicidios de mujeres son a manos de sus parejas o exparejas, en su vivienda o cerca de ella.

Estos crímenes, no siempre tienen reportes de antecedentes, pues como lo señala el documento de la Ruta Crítica que Siguen las Mujeres Víctimas de Violencia en el Hogar, las agresiones se normalizan hasta el momento en que toman la decisión de denunciar uno de los maltratos luego de toda una cadena de incidentes.

El Diagnóstico sobre los refugios en la política pública de atención a la violencia contra las mujeres, publicado en 2014 por Fundar, Centro de Análisis e Investigación A.C., indica que en el caso de Veracruz existen sólo cuatro albergues funcionando en manos de la sociedad civil. Uno de ellos en Coatzacoalcos, otro en Xalapa y uno más en la zona centro y otro que no se precisa dónde se encuentra.

Cada uno de esos albergues tendría que atender entre un millón y un millón y medio de mujeres que han reportado sufrir violencia.

Estos centros de atención, de acuerdo con el Protocolo de Atención Integral para Mujeres que viven en situación de violencia y están en refugios o centros de atención externa, estos lugares deben albergar, dar atención médica, psicológica, ocupacional y capacitación para el empleo a las mujeres que atienden.

18/BG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más