Inicio Espectro radioeléctrico privatizado atenta derechos de uso libre

Espectro radioeléctrico privatizado atenta derechos de uso libre

Por Guadalupe Cruz Jaimes

La concesión de frecuencias del espectro radioeléctrico, establecida en la Ley Federal de Radio y Televisión, violenta el derecho humano que tiene las y los mexicanos para hacer “uso libre” de este espacio considerado un bien común, señaló Odín Mojica, promotor de la filosofía del software libre, durante la presentación del libro Genes, bytes y emisiones: bienes comunes y ciudadanía.

La Ley Federal de Radio y Televisión, reformada por última vez en 2006, “privatiza” el espectro radioeléctrico, ubicado en la atmósfera y considerado propiedad de la nación, o “bien común” según el análisis de organizaciones internacionales, como la alemana Heinrich Böll Stiftung, editora del texto que se dio a conocer ayer en la Casa Lamm.

Pese a que en 2007 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró como inconstitucionales artículos nodales de la Ley Televisa, como la subasta de concesiones a quien tuviera mayores recursos económicos, ésta sigue vigente.

“Las concesiones impiden libre uso del espectro ya que sólo tienen acceso las personas que puedan pagar a los grandes concesionarios de la comunicación en México, como Televisa y TV Azteca”, indicó Mojica, experto en el tema de Tecnologías e Información.

Por ello, manifestó que es necesaria una reforma que permita hacer un uso equitativo del espectro radioeléctrico, al que tenga acceso cualquier persona que tenga los aparatos necesarios para poder producir una emisión.

LOS BIENES COMUNES

De acuerdo con la compiladora de Genes, bytes y emisiones: bienes comunes y ciudadanía, Silke Helfrich, consultora y publicista alemana independiente, entre los bienes comunes que pertenecen a toda la ciudadanía está el espectro radioeléctrico, ya que se ubica en la atmósfera.

Los bienes comunes agotables (agua, recursos genéticos) e inagotables (ideas), usualmente son cercados por los gobiernos o la iniciativa privada, ello, depende de quines toman las decisiones, de quienes “hacen las reglas”.

El espectro radioeléctrico está regulado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), quienes autorizan las concesiones.

Las frecuencias no concesionadas son las que funcionan a través de redes inalámbricas como Wi-Fi, que tiene un alcance de 100 metros a la redonda o Wi-Max, de 700 metros. A diferencia de las ondas radioeléctricas, para las que se requiere permiso de la SCT, que tienen un alcance 10 a 15 veces mayor.

El acceso a este “bien común” significaría también la oportunidad de lograr una sociedad más informada y más posibilidades de desarrollo para el país, concluyó Mojica.

En este sentido, una de las tesis principales del documento, en el que participaron más de 30 autoras y autores, es que la capacidad de desarrollo de la sociedad depende de manera decisiva de la aptitud de las y los ciudadanos para hacer justicia respecto a los criterios de equidad de acceso y uso de los bienes comunes.

09/GCJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content