Inicio Estado viola derechos de hijos de prisioneras

Estado viola derechos de hijos de prisioneras

Por Lourdes Godínez Leal

El Estado viola los derechos humanos de 519 menores que viven con sus madres en los centros de reclusión en todo el país, denunció en un comunicado la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Un total de 255 mujeres y 264 varones de entre uno y 14 años de de edad, viven en condiciones de hacinamiento, insalubres, carecen de alimentación adecuada, servicios de salud y educación, advirtió la comisión.

La CNDH, quien realizó una visita a centros penitenciarios de todo el país, denunció que el Estado es el responsable de garantizar el desarrollo de estos menores que se encuentran acompañando a sus madres en prisión.

No es suficiente permitir que los menores vivan con ellas, sino se debe garantizar que los centros penitenciarios cuenten con las condiciones indispensables para su desarrollo, aseveró la comisión.

Los visitadores de la CNDH denunciaron que existen casos en que los niños mayores de un año de edad ni siquiera cuentan con acta de nacimiento, lo que considera una grave violación a derechos humanos, pues carecen de nombre y nacionalidad.

A decir de la CNDH solamente cuatros centros de readaptación social (Distrito Federal, Morelos, Michoacán y la Huasteca Hidalguense) cuentan con un Centro de Desarrollo Infantil (CENDI).

Resulta preocupante, insistió la comisión, que en algunos centros de readaptación las autoridades no registren a los menores que acompañan a sus madres en la cárcel.

Los visitadores alertaron acerca de la situación que se vive en algunos centros de readaptación en los que no existe una separación total entre hombres y mujeres.

Igualmente denunciaron que a cambio de dinero se permite el paso de los hombres al área femenil, lo que expone a los menores a una mayor inseguridad, a abuso sexual y a toda clase de “convivencia forzada”.

Finalmente, la CNDH lamentó la falta de planes y acciones que mejoren las condiciones de vida de estos pequeños y contribuyan a su mejor desarrollo físico, mental y social.

Cabe recordar que el año pasado, en la Cámara de Diputados se llevó a cabo el Foro Nacional sobre Hijas e Hijos de mujeres reclusas, momento en que la entonces directora de Operación y Monitoreo del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) Teresa Incháustegui, criticó la ausencia de políticas sociales y de una normatividad que protegiera a las mujeres reclusas dentro del sistema penitenciario, lo que vulneraba aún más no solo sus derechos sino los de sus hijos.

Un informe presentado en mayo de 2003 por la CNDH sobre la situación de las mujeres reclusas, reveló que el número de mujeres en reclusión se incrementó de siete mil, a 8 mil 65 en todo el país, y que los problemas de hacinamiento y abusos en las prisiones se han hecho extensivos a provincia.

03/LGL/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content