Inicio Estudian virus que podría inhibir el VIH/Sida

Estudian virus que podría inhibir el VIH/Sida

Por la Redacción

Verificar si al infectar a las mujeres portadoras de VIH/Sida con un segundo virus denominado GBV-C, puede observarse un efecto benéfico como el que se ha visto en hombres, es uno de los objetivos de la investigación que realiza la Universidad de Iowa, Estados Unidos, y el Centro Médico para Asuntos de Veteranos de esa ciudad.

La presencia en el organismo humano de éste virus apenas investigado, podría alargar la vida de las personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH, causante del sida), según investigaciones científicas.

Jack Stapleton, profesor de medicina interna de la Universidad de Iowa, y participante en el estudio, consideró necesario continuar las indagaciones para establecer, entre otros aspectos, si los efectos beneficiosos de la infección por este segundo virus pueden observarse también en la población femenina.

“Este resultado podría conducir a nuevas estrategias de tratamiento que obstaculicen el avance del VIH”, dijo Stapleton, en declaraciones publicadas por la revista New England Journal of Medicine.

De acuerdo con el reporte, el grupo científico evaluó las pruebas de sangre almacenadas durante años de un grupo de 271 hombres portadores del VIH que participan en un estudio a largo plazo del Multicenter AIDS Cohort Study (MACS), fundado por el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos.

La investigación, que pretendía analizar los efectos del virus GBV-C en el avance del desarrollo de la enfermedad y la muerte por sida, comprobó que, al término de un período de cinco o seis años, los hombres doblemente infectados tienen más probabilidades de estar vivos que los infectados sólo con el VIH/Sida.

GBV-C es un virus de la misma familia de la hepatitis C y fue descubierto por primera vez en personas que habían padecido esa enfermedad después de una transfusión de sangre. Llamado en un inicio como virus de la hepatitis G, el GBV-C fue rebautizado cuando se probó que no estaba relacionado con la enfermedad.

El virus se trasmite a través de la sangre y de las relaciones sexuales y se considera que está presente en un alto porcentaje de personas.

Las primeras evidencias sobre su posible efecto inhibidor del VIH/Sida, surgieron durante un estudio realizado en el año 2001 y cuyos objetivos reales eran seguir investigando el GBV-C como una vía para conocer mejor los mecanismos de la hepatitis C.

De acuerdo con los ensayos realizados entonces en laboratorio, la reproducción de células infectadas por el VIH disminuye en 30 y 40 por ciento cuando está presente también el GBV-C.

Tres años después, el equipo científico estadounidense considera que el virus evita que se alteren las citoquinas (sustancias producidas por el organismo que se utilizan para la defensa de agentes externos), proceso común en las personas seropositivas al VIH/Sida.

Además, el GBV-C impide la replicación del virus causante del VIH/Sida y puede bloquear su entrada en las células de defensa.

04/SEM/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más