Excluyente la educación en México

    Sin oportunidad menores jornaleros o pobres
Excluyente la educación en México
Por: Miriam Ruiz
cimac | México, DF.- 11/03/2003

En México, una de cada cuatro escuelas de educación básica tiene a un docente enseñando en dos grados escolares o más, en un sistema educativo planeado para que exista un maestro normalista por cada grupo, explicó hoy el subsecretario de Educación Básica y Normal de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Lorenzo Gómez Morín Fuentes.

Al participar en el Foro Internacional por la No Discriminación, el funcionario estimó que entre 400 y 700 mil hijas e hijos de jornaleros agrícolas "viajan en temporadas que no corresponden a los ciclos escolares" y cuyo acceso a la escuela preescolar, primaria o secundaria es limitada por razones económicas y culturales.

En el segundo y último día del foro, que tuvo lugar en la Secretaría de Relaciones Exteriores, el funcionario se refirió también a 130 mil menores en situación de calle para quienes no ha existido una propuesta educativa.

Manifestó que la mitad de la población indígena mayor de 15 años no concluyó la primaria, lo que los convierte en analfabetas funcionales.

Por ello, prosiguió en entrevista, las metas del actual gobierno serán abatir a la mitad el rezago educativo de los menores jornaleros agrícolas al lograr que la cifra de asistencia escolar se eleve de 17 mil niñas y niños hasta 300 mil. También está previsto duplicar el número de menores que requieren de educación especial hacia el 2006.

Gómez Morín, nieto del fundador del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), señaló que se han modificado los libros de texto gratuito "que ya no reproducen la inequidad de género, ni siquiera visualmente" y se capacita a las y los docentes sobre las desigualdades entre hombres y mujeres.

Reiteró que la educación básica en México, de acuerdo al artículo tercero de la Constitución es "obligatoria, gratuita y laica."

MADRES EDUCADORAS

El responsable de la educación básica y la formación de docentes en México anunció que la SEP trabaja en un esquema de madres educadoras, ante las recientes modificaciones constitucionales que establecen la educación preescolar como obligatoria y reglamentan la profesionalización en este nivel.

Explicó durante el foro que en muchos países europeos la educación temprana está a cargo de madres y padres de familia con capacitación oficial.

En México "trabajamos diseñando materiales para que las madres educadoras puedan ayudar con la educación temprana de los niños, pero que les sirva también como un proceso de certificación para su educación primaria o secundaria. Por un lado, apoyamos a las madres ampliando sus oportunidades y se atienden a niños en educación preescolar", aclaró.

Es necesario recordar que la reforma constitucional dejó formalmente excluidos a al menos dos millares de centros de educación preescolar comunitaria –donde las madres y otras mujeres sin educación normalista están a cargo de las niñas y niños.

Estos comprenden a mil 900 Centros de Atención Infantil Comunitaria dependientes del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en los que tres mil personas atienden a 65 mil menores.

También las guarderías de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), dependientes del Programa de Jornaleras Agrícolas (PAJA), con 148 centros y siete mil 400 menores atendidos por 700 personas, así como del Programa Jefas de Familia de Sedesol con 250 centros donde 210 personas atienden a seis mil niños.

Así como a 277 centros comunitarios fundados por la sociedad civil donde 12 mil 973 menores son atendidos por mil 50 educadoras comunitarias.

La certificación de las madres educadoras, dijo Gómez Morín, "será un esfuerzo compartido. Es evidente que por sí sola la SEP no puede hacerlo todo", por lo que será un trabajo interinstitucional.

MR/MEL







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.