Inicio Exige Cruz Roja garantizar derechos de mujeres en guerras

Exige Cruz Roja garantizar derechos de mujeres en guerras

Por la Redacción

A pesar de que el derecho internacional humanitario protege los derechos de las mujeres en situación de guerra, éstos son violentados, denunció Cruz Roja en su informe “Las mujeres ante la guerra”, en el que exige a los Estados aplicar las leyes y tratados firmados en esta materia.

En más de 40 artículos contenidos en la normatividad internacional están plasmados los derechos de la población femenina que vive en regiones de conflicto armado. Además, existen decenas de documentos que defienden las garantías de la población civil en general.

Sin embargo, ni gobiernos ni grupos armados implicados en una guerra los cumplen. Los derechos de las mujeres en conflictos armados son los primeros en vulnerarse.

La Cruz Roja exige “pasar de la literatura a los hechos” y diseñar mecanismos para que el corpus legislativo sea respetado. La comunidad internacional tiene la obligación de “difundir la normativa humanitaria entre los Estados y la población civil de los países en conflicto, para que sepan que están obligados a cumplirla aun en contexto de guerra”, afirmó la asesora del Comité Internacional de Cruz Roja y autora del estudio, Letitia Anderson.

La desaparición o muerte de alguno de sus familiares, el desplazamiento forzoso, la obligación de hacerse cargo de la familia, la violencia sexual o la posibilidad de caer prisioneras, en el caso de las mujeres combatientes, son algunos de los peligros que viven en un país o región en guerra.

“En un solo día, una mujer puede ser desplazada de su comunidad, estar buscando a un ser querido que ha desaparecido y ser víctima de abusos sexuales”, explicó Letitia Anderson, que califica la violencia sexual como la forma “más brutal” de agresión.

“Porque violencia sexual no se refiere sólo a la violación, también significa esclavitud sexual, maternidad o aborto forzado, prostitución obligada, etcétera. Es una forma de tortura para obtener información, castigar por algo que hicieron familiares de la víctima y para atacar la moralidad de la comunidad enemiga”, añadió la asesora del Comité Internacional de Cruz Roja.

Datos de Médicos Sin Fronteras ayudan a entender mejor las consecuencias de este tipo de agresión hacia la población femenina en los conflictos armados.

Según esta organización, 20 por ciento de las mujeres violadas durante la guerra en la República Democrática del Congo fueron rechazadas por su familia y sus comunidades y 50 por ciento fueron infectadas por el Virus de Inmudeficiencia Humana (VIH).

La violación de mujeres se ha convertido en un arma muy extendida en conflictos como los de Kosovo y algunos países africanos, a pesar de que la legislación internacional humanitaria castiga este tipo de abusos y contempla una responsabilidad penal individual para quien comete estos crímenes.

DERECHOS PARA MUJERES COMBATIENTES

Entre las víctimas de los conflictos armados destacan no sólo las mujeres de la sociedad civil, sino también las combatientes, fenómeno que se ha extendido en algunas regiones de América Latina y en países como Sri Lanka.

Cada vez es mayor el número de las mujeres que se incorporan a las filas de un conflicto armado, “quieren unirse a una causa, reciben presiones o prefieren luchar que quedarse en casa y ser violadas”. Asimismo, cada vez son más frecuentes los casos de mujeres “suicidas” que son utilizadas en ataques-bomba.

En este sentido, Letitia Anderson recuerda que las mujeres combatientes “tienen los mismos derechos y las mismas garantías internacionales que los hombres que combaten”, y que deberían respetarse sus derechos al caer prisioneras.

“Las mujeres detenidas por sus acciones de guerra son una minoría”, pero eso no significa que las condiciones en las que se encuentran sean las mejores. De hecho, las prisiones “no están diseñadas para acoger a mujeres, quedan alejadas de sus familias y comunidades y dificultan su futura integración a la sociedad”, finalizó Anderson.

Durante la presentación del informe de la Cruz Roja, Anderson aseguró que a pesar de que las mujeres son una de las principales víctimas de los conflictos armados, no siempre son el colectivo más vulnerable.

“Una persona es vulnerable según el riesgo al que se expone y su capacidad para afrontarlo”, señaló Anderson, quien destacó el “rol activo” organizaciones no gubernamentales y movimientos pacifistas, y trabajan para reforzar los mecanismos de resistencia civil, además de enfrentar una gran responsabilidad familiar”.

Para apoyar a estas mujeres, añade el documento, es necesario “motivarlas” y “capacitarlas”. Uno de los propósitos del estudio era conocer las necesidades de la población femenina en situación de conflicto y ver qué medidas pueden llevarse a cabo, de manera paralela a la aplicación del derecho internacional humanitario, para terminar con esta problemática.

El próximo 8 de marzo la Cruz Roja hará público el documento Respuestas a las necesidades de las mujeres en los conflictos armados, en el que establecerá una serie de pautas de actuación del Comité Internacional de la organización en estos casos.

04/Canal Solidario/GBG/

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más