Inicio » Falleció la escritora Julieta Campos

Falleció la escritora Julieta Campos

Por Gladis Torres Ruiz

La escritora cubano-mexicana Julieta Campos falleció la madrugada de este miércoles, a los 75 años de edad, víctima del cáncer pulmonar que padecía desde hace más de un año.

Julieta mostró a través de su obra ensayística su preocupación y descontento por la situación de las clases marginadas de la sociedad. Durante la administración de Andrés Manuel López Obrador fungió como Secretaria de Turismo del Gobierno del Distrito Federal.

Julieta Campos nació en La Habana en 1932, llegó a México en la década de los 50 y se naturalizó mexicana. La escritora se hizo acreedora a la beca del Centro Mexicano de Creadores 1966-1967 y fue maestra de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán, señala en un comunicado de prensa la Coordinación Nacional de Literatura del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Entre otros cargos que ocupó destacan la dirección de la revista Universidad de México y su participación en las publicaciones Plural y Vuelta.

Su paso por la narrativa constituyó un muestrario de propuestas donde las historias se hilvanan a través de recuerdos o monólogos internos.

Otra de las características de Julieta Campos, detalla el Conaculta, era su lenguaje poético. La frontera entre el género narrativo y el poético se difuminaba cuando las historias se contaban de manera casi musical y rompían el plano únicamente textual, para dejarse construir con metáforas e imágenes que sólo pueden ser expresadas a través de la poesía.

La sonoridad de los textos de Julieta Campos surgía de los constantes monólogos internos de sus narradores: Celina y los gatos, Memorial de la desmemoria, Tiene los cabellos rojizos y se llama Sabina, El miedo de perder a Eurídice, Reunión de familia –compilado de sus primeras obras–, Muerte por agua y La fuerza del destino, son algunos de sus títulos, obras que han mostrado a una autora con cierta recurrencia de formas pero también con una gran madurez.

Además, de sus novelas, Julieta Campos exploró otro género que le permitió reaccionar ante las cuestiones de la vida que la aquejaban, sorprendían o sencillamente inquietaban. “El ensayista no se propone demostrar sino pensar”, afirmaba Campos, quien a través de su obra ensayística mostró su preocupación y descontento por la situación de las clases marginadas de la sociedad.

Casada con Enrique González Pedrero, quien fuera gobernador del estado de Tabasco, Campos descubrió una parte del país colmada de injusticias hacia las clases más pobres.

Campos, mujer de letras y promotora cultural, fue impulsora fundamental del Laboratorio de Teatro Campesino e Indígena de Tabasco.

Encontró también en aquella región una manera de entender el presente: “Tuve la sensación de remontarme al principio de todo”, declaró al hablar de su libro “Tabasco: un jaguar despierto”, donde realizó un recorrido por la historia de aquel estado del sur, abunda el Conaculta.

Su libro ¿Qué hacemos con los pobres? plantea un contexto para entender la pobreza, sus antecedentes, consecuencias y el reflejo social de ésta; como las reflexiones de tipo personal y de influencias e inquietudes artísticas.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) informaron que se realizarán homenajes póstumos.

07/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: