Inicio ¿Feliz? Año Nuevo

¿Feliz? Año Nuevo

Por Aracely Solano Ortiz

La entrada en vigor del Acuerdo de Libre Comercio para las Américas (ALCA) muestra la entraña del sistema de los empleados de las transnacionales en la salvaje concentración de la riqueza que amenaza la estabilidad social sin perspectivas reales de los partidos políticos mexicanos para encausar la legítima inconformidad.

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión discutió y aprobó en diciembre pasado el nombramiento de Gerardo Rodríguez Regordosa, como titular de la Unidad de Crédito Público de Hacienda, y emergió la realidad foxista de haber aumentado en seis mil pesos la deuda pública de cada mexicano.

En cifras globales, la deuda pública asciende a casi tres billones de pesos, poco menos de 264 mil millones de dólares, con base al dólar libre del mes pasado pasado, que representan, según las cifras oficiales el 42 por ciento del Producto Interno Bruto, equivalente al 38 por ciento en que el Banco Mundial tasó el territorio nacional en 1997.

Aunque el nuevo funcionario insistió en que la deuda pública “es manejable”, es la primera ocasión que trasciende el incremento de la deuda pública en 25 por ciento, que equivale a poco menos de 70 mil millones de dólares, sin que se conozca el destino real de esos recursos que son cargados a los contribuyentes desinformados en la falsa transparencia foxista.

La danza millonaria ingresada es altamente preocupante, ya que un recuento rápido indicaría 70 mil millones en deuda pública, 30 mil millones de Bill Gates a Vamos México, 81 mil millones en los anticonstitucionales Contratos de Servicios Múltiples de PEMEX a los extranjeros, 57 millones extranjeros anunciados por la Comisión Federal de Electricidad.

Cantidades que hacen inexplicable la recesión económica cargada con míseros aumentos al salario mínimo inferiores a dos pesos cada uno de los cuatro años del falso redentor del cambio, mientras que se ostenta el incremento a 61 mil 411 millones de dólares en reservas internacionales sin que se muestre la intención de orientarlos a la reactivación económica.

Sin embargo, con estas cifras se muestra un gobierno rico de un pueblo empobrecido a favor de una oligarquía en donde se observa la salvaje concentración de la riqueza con base en la lista de súper millonarios en dólares de la revista estadounidense Forbes que en 1995 registró 25 mexicanos para reducirlos a 15 en el 2000 y en 2004 a sólo 11.

El manejo de los recursos nacionales, empero, se ocultó en la política del escándalo, primero contra el PRI y su financiamiento de campaña presidencial, después en la exhibición de la voracidad perredista, sin descontar el supuesto tráfico de influencias verdecologista en Cancún. ¡La política reducida al circo del engaño para ocultar la entraña del saqueo!

Se entiende, entonces, la urgencia del ex gerente de una embotelladora transnacional para apoyarse en el conservador PAN en su intento de dar un golpe de mano para adjudicarse las facultades exclusivas legislativas, como un primer paso que le permita heredar la Presidencia a su cónyuge con lo que evitaría cualquier investigación judicial futura.

Elementos que parecen ignorar los dirigentes partidistas entrampados en sus ambiciones presidenciales del 2006: El PRI se debate entre la resistencia de seis gobernadores a que su líder nacional consolide una estructura que lo lleve a la candidatura, mientras que las primarias del PRD lo debilitan más por su incapacidad de respuesta al ataque foxista.

Con base en las encuestas y reportajes de la prensa nacional, los electores se muestran escépticos ante la actividad partidista, pues mientras los griegos consideraban la política como el arte de gobernar se pervirtió en el arte de engañar, al considerarse la impunidad de los Amigos de Fox y la exhibición de la materia gris lopezobradorista, René Bejarano.

Tiene razón Manuel Ángel Núñez Soto, gobernador de Hidalgo y titular de la Comisión Ideológica del PRI, de que se debe dejar la respuesta coyuntural para ofrecer una alternativa de liderazgo político real, lo que le faltó decir, es cómo se puede hacer ese cambio y lo más importante, cual es su propuesta al estar encargado de esa área de su partido tricolor.

Un desconcierto ante el ALCA que entró en vigor el primer minuto del 2005 para ratificarse antes de diciembre del mismo año, y que si forzó la reducción de aranceles mexicanos el 19 de diciembre, bien podría aceptar la administración transnacional, un ajuste drástico en la paridad del peso con el dólar a mediados de enero.

* Periodista tamaulipeca. Integrante fundadora de la Red Trinacional de Periodistas México, Estados Unidos y Canadá

2005/AS/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más