Inicio Feminización de matrícula universitaria no implica equidad

Feminización de matrícula universitaria no implica equidad

Por Gladis Torres Ruiz

Con el objetivo de llegar a un acuerdo nacional que impulse la igualdad entre mujeres y hombres, así como procesos de institucionalización y transversalización en las universidades publicas del país, hoy inició la Reunión Nacional de Universidades Públicas: “Caminos para la Equidad de Género en las Instituciones de Educación Superior”, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En ella participan mujeres representantes de 29 instituciones estatales de la UNAM, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), de la Universidad Pedagógica Nacional, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y de El Colegio de México (Colmex).

Fueron convocadas por el Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la UNAM, en coordinación con la Comisión de Equidad de Género de la Cámara de Diputados y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Durante la inauguración, realizada esta mañana en la Unidad de Seminarios doctor Ignacio Chávez de Ciudad Universitaria, las y los participantes coincidieron en que las instituciones de educación superior han jugado un papel muy importante para hacer visible la desigualdad estructural entre mujeres y hombres, así como de incorporar los temas de género en las agendas nacionales e internacionales, aunque prevalece aún gran inequidad.

Ejemplo de ello es la manera en la que se constituyen las matrículas universitarias, ya que a pesar de la creciente feminización de algunas carreras “exclusivas de hombres”, los avances son pocos, lo cual significa que las mujeres tienen mayor presencia en actividades como administración, humanidades y ciencias sociales, mientras que los hombres más en las ciencias agropecuarias, derecho, ingenierías y educación tecnológica.

Esa tendencia se encuentra a nivel nacional, por lo que se debe trabajar para disminuirla, erradicando estereotipos en la elección de carreras y alentando la orientación vocacional en cada persona desde los niveles de educación básica y con mayor énfasis en el nivel medio superior, señaló Roció García Gaytán presidenta del Inmujeres.

FEMINIZACIÓN, NO EQUIDAD

La diputada Maricela Contreras Julián, presidenta de la Comisión de Equidad de Género, señaló que aunque en los últimos años ha habido una especie de “feminización de la matrícula escolar”, no implica la igualdad de género. Por ello, las universidades deben convertirse en motores de la transformación social, donde la justicia, la libertad de decidir, el respeto a los derechos y la no discriminación sean valores que mujeres y hombres disfruten.

En entrevista con Cimacnoticias, precisó que para poder impulsar la perspectiva de género en las universidades públicas desde la Cámara de Diputados se han iniciado una serie de reformas, sin embargo aún hay muchas cosas por hacer en la Ley General de Educación para trabajar en esta materia.

“Es urgente que exista una mirada de género al interior de las universidades. Aquí es donde se forman las y los nuevos profesionistas, que tienen una visión tradicional en los roles entre mujeres y hombres, aquí donde se les da una estructura ideológica, que hay que trasformar para lograr la igualdad entre mujeres y hombres”.

Logrando esto, agregó la legisladora, emperezaremos a eliminar la discriminación, que se entienda que hay que erradicar la violencia contra las mujeres en todos los ámbitos de desarrollo.

En ello radica la importancia de esta reunión, dijo, ya que por primera vez representantes de 29 universidades se encuentran juntas para escuchar sus experiencias, lo que les será de gran utilidad, ya que hay algunos centros que por su tradición y esfuerzo son un referéndum para las universidades estatales y este intercambio de opiniones y referencias va hacer fundamental para una nueva construcción en la vida de las universidades del país.

“Hay que hacer visible la importancia que tienen los estudios de género para sociedad; las mujeres investigadoras de nuestro país han jugado un papel muy importante para ello y han hecho un gran trabajo a pesar de en ocasiones verse limitadas”.

Al respecto las y los participantes precisaron que la desigualdad entre mujeres y hombres todavía es grande, pues son muy pocas las que llegan a licenciatura y mucho menos las que llegan a un postgrado, maestría o doctorado.

Según información del Sistema Nacional de Investigadores, en 2009, del total de candidatas y candidatos en los tres niveles, las mujeres alcanzan el 32.9 por ciento contra el 67.1 por ciento de los hombres.

La mayor disparidad se da en el nivel III, donde las mujeres alcanzan sólo un 18.8 por ciento y los hombres 81.2 por ciento.

En este sentido el rector de la UNAM, José Narro Robles, indicó: “aunque en los últimos años se han registrado avances importantes en materia de equidad de género en México, aún persisten rezagos; por ello, parte de la tarea de la Universidad Nacional y de todos los centros de estudio es asegurar la institucionalización de las acciones, los programas y las políticas públicas en este sentido”.

09/GTR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content