Inicio Fieles anteponen salud sexual a creencias religiosas

Fieles anteponen salud sexual a creencias religiosas

Por Antonio Medina

Representantes de la organización civil Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), dieron a conocer el resultado de diversas encuestas realizadas en México, Bolivia y Colombia en donde se refleja que los fieles anteponen su salud sexual a sus creencias religiosas.

Ello, a pesar de las exigencias que impone el Vaticano a sus fieles para que se abstengan de ejercer su sexualidad antes del matrimonio, tener los hijos de Dios les dé o bien, prescindir del uso de métodos anticonceptivos.

En el marco de los trabajos del XXX Periodo de Sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), las activistas reconocieron que el problema radica en que cada vez más los países latinoamericanos están dependientes económicamente de Estados Unidos y guardan fuertes lazos con el Vaticano, por lo que ceden, por un lado, a las presiones económicas de George Bush, y por el otro, a las presiones de tipo moral de la jerarquía católica, encabezada por Juan Pablo II.

En el informe presentado, plantean que las y los católicos de los países encuestados, están de acuerdo con el papel humanitario y espiritual de la iglesia, pero “desean liberalizarla…aceptan mayoritariamente la anticoncepción de emergencia, desean tener la libertad de usar anticonceptivos artificiales y creen que es responsabilidad de las instituciones públicas promoverlos de forma gratuita”.

En la conferencia el académico mexicano Roberto Blancarte dijo en relación a los resultados de la encuesta, “estamos observando una revolución silenciosa entre los fieles católicos en México y América Latina”.

“Es la primera vez que se realiza una encuesta en la que se refleja lo que piensan los y las católicas en México sobre la salud y los derechos sexuales y reproductivos, la cual pone en evidencia la gran brecha que existe entre feligresía católica y sus obispos en cuestión de moral y salud sexual y reproductiva”, abundó el también investigador del Colegio de México (Colmex).

Blancarte fue enfático al señalar que “la sociedad mexicana actual es más madura, y más democrática….donde la guía central para la toma de decisiones están en los individuos y la conciencia individual, no en la institución eclesiástica, lo que hace ver hasta qué punto están aislados los obispos de sus fieles”.

En la conferencia de prensa -a la cual no solamente asistieron periodistas sino representantes y conferencistas de diversas delegaciones oficiales acreditadas para la reunión de la CEPAL-, Silvia Traslosheros, directora de CDD México, sostuvo que muchas mexicanas y mexicanos realmente respetan y quieren a su iglesia, pero “no quieren que se les impongan visiones retardatarias y moralistas sobre el ejercicio de su sexualidad”.

La activista criticó la alianza Bush-Vaticano para imponer sus agendas a los países con economías dependientes, basadas en ideas anticuadas y desacreditadas, que supuestamente provienen de la población católica.

Por su parte Teresa Lanza, de CDD Bolivia subrayó la actitud fundamentalista del gobierno de Estados Unidos que ha implementado estrategias de sabotaje en las políticas públicas de salud en países subdesarrollados.

“No quiere decir que todo el pueblo estadounidense piense lo mismo que su presidente, pues Estados Unidos es un país diverso por excelencia y su pueblo también está siendo masacrado por las políticas retrógradas de su presidente y su Congreso”.

La luchadora social consideró que entre Estados Unidos, el Vaticano y los países islámicos han entablado una lucha nada santa que está obligando a las demás naciones para que no reconozcan los compromisos de Cairo. “Hay muchos países que han tenido avances significativos en políticas sobre derechos sexuales y reproductivos que le han dado bienestar a sus poblaciones, pero en cuanto sienten la presión o son condicionados económicamente, desisten y abandonan los compromisos”.

La encuesta de CDD será entregada a los delegados de la CEPAL con el propósito de que tomen en cuenta la realidad que vive la gente y ponderen los beneficios que representa aplicar políticas públicas de salud con base en la perspectiva de género y el respeto a los derechos humanos, de salud y civiles de todas las personas, informaron.

2004/AM/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más