Inicio » Guanajuato: posiciones fundamentalistas en foros de consulta

Guanajuato: posiciones fundamentalistas en foros de consulta

Por Graciela Nieto/corresponsal

Con un trato discriminatorio hacia las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), con la presentación masiva y privilegiada de empleadas y empleados de los Centros para la Atención de la Violencia (Cenavi), dependientes del DIF, que ridiculizaron y descalificaron la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se llevaron a cabo los foros para “armonizar” dicha ley al Código Civil de Guanajuato.

Con 200 ponencias, entre propuestas de adecuaciones, modificaciones y observaciones, se cerró hace unos días el proceso de “armonización” que objetivamente pareció ser organizado con fines contrarios, pues la discusión central de los Cenavis, que prácticamente acapararon los foros, fue la integración familiar aún a costa de la seguridad y dignidad de las mujeres.

Con aseveraciones respecto a que dicha Ley ya está contenida en nuestros “avanzados” códigos pues contemplan la “violencia doméstica e intrafamiliar”, además de que su propuesta “atenta contra la integridad de la familia guanajuatense, cuyo tratamiento en caso de problemas debe ser la “conciliación” como única vía y evitar a toda costa el divorcio pues los únicos que sufren son las y los hijos.

De esta dimensión fueron en general las “propuestas” realizadas de manera masiva por las instituciones públicas en Guanajuato, responsables de sancionar, prevenir y erradicar la violencia de género (concepto que sólo la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato utilizó para referirse a este fenómeno social).

LA SOMBRA DEL YUNQUE

Se incluyeron textos del Instituto Estatal de la Mujer de Guanajuato (Imug), organismo que desde septiembre dirige la ingeniera Luz María Ramírez Villalpando, cuñada de uno de los principales fundadores del Yunque en el Bajío y actual secretario de Gobierno, Gerardo Mosqueda, conocido por la línea ideológica fundamentalista sobre el rol de las mujeres y cuyos planteamientos se ejercen como política pública del Instituto.

Lo mismo ocurre con los Institutos Municipales de la Mujer, cuyas líneas de trabajo se centran en la “integración de la familia”, ignorando conceptos como “violencia de género” o “perspectiva de género”; con planteamientos como la “integración familiar”, el hombre como “eje” y la mujer como “pilar” de la familia.

Cabe señalar que a Ramírez Villalpando se le concedió en exclusiva la adaptación de esta Ley a las leyes guanajuatenses, luego del mayoriteo del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso.

Sin embargo, como no había dado cuenta de acciones para llevar a cabo esta labor, las presiones de diversos organismos de la sociedad civil orillaron a la realización de cuatro foros.

“SE ECHAN A PERDER”

Sólo dos días después de que Felipe Calderón anunció oficialmente la expedición de la Ley, el diputado federal panista Leonardo Magallón Arceo hizo una visita a Irapuato y manifestó que, a su parecer, “la mujer ya está suficientemente protegida… que el varón no abuse, pero tampoco la mujer abuse del varón”.

Él considera que la ley aún está “excedida” y puede ocurrir lo que pasa cuando “un padre se vuelve sobre protector de algunos de los hijos, lo echa a perder, si se sobreprotege a algún sector de la población se puede echar a perder”.

El diputado panista Julio González, integrante de la Comisión de Equidad y Género del Congreso del Estado, declaró a los medios de comunicación que no se cumplirían “caprichos de derecha tradicionalista ni de izquierda radical”. Sin embargo, privilegió el orden que llevaría la lectura de textos y presentación de testimonios, dando prioridad a los Cenavis.

En la conclusión de los eventos, la abogada Ángeles López García, directora del Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, AC, manifestó su contrariedad: “la realización de estos foros en Guanajuato fue un tratado de la inferioridad femenina, la glorificación de la familia feliz, pese a todo y la ceguera para entender las causas estructurales que invisibilizan a las mujeres por el hecho de ser mujeres”.

Por su parte, Verónica Cruz, directora del Centro “Las Libres”, aseguró que “no es de extrañar que el resultado de estos foros sea un parche al Código Civil para declarar lo importante que es la familia? patriarcal. Nos encontramos con esta realidad para mantener dicho orden en todas sus instituciones, incluyendo a su legislación que quiere afirmar la neutralidad, pero se construye sobre la subordinación y la discriminación contra las mujeres. Basta recordar que de 36 diputados solo tenemos 6 diputadas. ¿Qué podemos esperar?”, preguntó.

07/GN/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: