Inicio Herbicida para soya transgénica provoca abortos espontáneos

Herbicida para soya transgénica provoca abortos espontáneos

El ambientalista y promotor de los Derechos Humanos, Marcos Arana, exhortó a más mujeres a interponer amparos contra la siembra de soya transgénica que autorizó la Secretaría de Agricultura (Sagarpa) en 30 mil hectáreas del estado de Chiapas, debido a que alterará la salud de las mujeres, sobre todo de las embarazadas.

"Las mujeres están en todo su derecho de ampararse contra esta autorización, porque afecta directamente su salud y atenta contra sus derechos sexuales y reproductivos al no garantizarles los mejores medios para un embarazo, parto y puerperio seguro que salvaguarden su salud", explicó el activista.

Arana dijo que el cultivo de la "Soya Solución Faena" requiere de un herbicida producido por la empresa Monsanto, llamado Roundup Ready y cuya fórmula contiene glifosato, un químico que al disolverse en el agua de los cultivos expande sus daños a plantas, animales y personas.

Según el ecologista, el glifosato es una sustancia carcinogénica que en los humanos provoca problemas en los ojos y dificultades respiratorias, así como malformaciones, abortos espontáneos e incluso la muerte.

El herbicida con ese químico mata todo menos la semilla transgénica y se fumiga desde aviones. El glifosato fue prohibido en Estados Unidos debido a sus comprobadas afectaciones a la salud, abundó.

El pasado 24 de mayo, la Red Sin Maíz no hay País denunció la emisión de un dictamen ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) que permite a partir del próximo 15 de julio a la trasnacional Monsanto la siembra de soya transgénica en los estados de Yucatán, Tamaulipas, Hidalgo, San Luis Potosí, Chiapas y Veracruz.

En Chiapas se sembrará soya transgénica en los municipios de Acacoyagua, Acapetahua, Cacahoatán, Escuintla, Frontera Hidalgo, Huehuetán, Huixtla, Mazatán, Metapa, Suchiapa, Suchiate, Tapachula, Tuxtla Chico, Tuxtla Gutiérrez, Tuzantán, Villa Comaltitlán y Villaflores.

El pasado 26 de junio organizaciones civiles, apicultores y campesinos del estado presentaron un amparo por violaciones al marco constitucional y a tratados internacionales al "vulnerar los Derechos Humanos a gozar de un medio ambiente sano, al trabajo y a la consulta pública para los pueblos indígenas".

También denunciaron la inconstitucionalidad de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados, por no regular de manera adecuada el principio precautorio, ni una verdadera participación de las comunidades indígenas cuando puedan ser afectadas.

Entre las organizaciones que se han amparado están el Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, el Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, y el Grupo de Mujeres de San Cristóbal de las Casas.

12/PM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content