Inicio Impartieron diplomado de Género y Comunicación en Cuba

Impartieron diplomado de Género y Comunicación en Cuba

Por la Redacción

Los medios de comunicación en Cuba deben utilizar el enfoque de género como un sistema para analizar la realidad social en toda su diversidad, consideraron las y los participantes del primer diplomado en Género y Comunicación, organizado por la Cátedra de Estudios de Género del Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Durante el curso realizado en La Habana, las y los asistentes analizaron el empleo del enfoque de género como herramienta para elaborar productos comunicativos no sexistas y potenciar la equidad.

Emplear el enfoque de género en Cuba significa revisar “cada acontecimiento, cada etapa, para adentrarnos especialmente en los ámbitos de la producción social, el poder, la vida cotidiana, la familia y sus funciones”, aseguró la directora de la Editorial de la Mujer, perteneciente a la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), Carolina Aguilar.

La presidenta de la Cátedra y organizadora del diplomado, Isabel Moya, explicó que los análisis con perspectiva de género estudian el significado que cada cultura asigna tanto a las mujeres como a los hombres en aspectos como credos, diversidad sexual y origen étnico.

“No se trata de que un texto periodístico o publicitario especifique que ‘ellas y ellos’ están presentes en un hecho específico, sino que su interpretación tenga en cuenta el impacto en cada uno de los géneros, y también en personas de razas, orientaciones sexuales o estatus sociales diversos”, detalló Moya.

La especialista española del departamento de Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona, Judith Astelarra, definió el enfoque de género como una disciplina teórica nueva, naciente en los años 70.

“Surgió como parte de un proceso de revisión en las ciencias sociales sobre la forma en que se había abordado en sus investigaciones y elaboraciones conceptuales la utilización de la variable sexo”, explica la experta en su artículo El sistema de género, nuevos conceptos y metodología.

La diferencia entre sexo y género es que mientras el primer concepto se refiere a los elementos biológicos, el segundo incluye los sociales y culturales.

El enfoque de género permite examinar y comprender el proceso social en su conjunto, encontrar respuestas comprobadas científicamente y buscar los orígenes de los roles asignados a las mujeres durante años de herencia patriarcal.

En la sociedad cubana todavía existen espacios donde prevalecen prejuicios y creencias que ofrecen resistencia a los cambios socioculturales, sobre todo al interior de la familia se manifiesta la distribución desigual del trabajo y los estereotipos sexuales tradicionales.

El diplomado también estudió las tendencias más significativas del feminismo, las masculinidades, las políticas públicas y el impacto de la prensa en la búsqueda de la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.

Para Julio César González, profesor de este curso e investigador de género, feminismo y masculinidad, los espacios sociales ganados por las cubanas garantizan condiciones para profundizar en los estudios de género y la manera en que esos análisis impactan en su vida.

“El asunto es pasar del estudio global de la teoría de género a un análisis profundo de cada una de sus categorías y su impacto en nuestra cotidianeidad”, concluyó el especialista.

04/SEM/GBG/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más