Inicio Indígena maya, presa por “corrupción de menores”

Indígena maya, presa por “corrupción de menores”

Por Anayeli García Martínez

Sin saber leer, escribir, ni hablar español, la indígena maya Basilia Ucán Nah, de 43 años de edad, fue detenida y posteriormente acusada de corrupción de menores y lenocinio, delitos que el 18 de marzo de 2008 le valieron una sentencia de 12 años y tres meses de prisión.

El próximo mes Basilia cumplirá tres años en la cárcel municipal de Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo; sin embargo, su defensa legal, conformada por las organizaciones Indignación y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), aseguran que no cometió ningún delito.

Jaqueline Sáenz, abogada del Centro Prodh, dijo a Cimacnoticias que Basilia fue sometida a un procedimiento penal carente de las mínimas garantías procesales y lleno de irregularidades, lo que evidencia las deficiencias del sistema de procuración y administración de justicia, en especial contra las mujeres indígenas.

Basilia es originaria de Yoactún, una localidad predominantemente indígena, próxima a la cabecera municipal de Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo. De acuerdo con el testimonio que dio al Centro Prodh, en marzo de 2007, sin razón alguna, dos policías le pidieron que los acompañara y ante su negativa la obligaron a subirse a una patrulla.

La llevaron a la “parte de atrás” de la agencia del Ministerio Público donde la interrogaron sobre personas que no conocía. Después le tomaron una fotografía y la llevaron a otra oficina donde le pidieron que firmara unas hojas. Como no sabía escribir, puso su huella dactilar. Así comenzó la historia de Basilia, quien desea recuperar su libertad y regresar con sus siete hijos.

A decir de la abogada del Centro Prodh, después de estar en el MP Basilia regresó a su casa y meses después le giraron la orden de aprehensión, pero en todo el expediente –que las organizaciones tienen en su poder– no existe evidencia alguna que sustente las acusaciones, ni imputaciones directas.

Jaqueline Sáenz precisó que sólo hubo un testimonio de una menor de edad que posteriormente se retractó. La adolescente se refirió a una mujer “alta y güera”, características físicas que no corresponden con Basilia, ante esto, la abogada afirmó: “Nosotros creemos que la involucran; como fue ella pudo ser cualquier indígena maya”.

Por lo anterior dijo que el Centro Prodh junto con la organización Indignación presentaron un recurso de apelación a la sentencia dictada por el juez penal de primera instancia de Carrillo Puerto, Ramón Jesús Aldaz, la cual esperan sea a favor de la indígena.

“Los magistrados tienen elementos suficientes para dictar su liberación pero además resulta importante que el Poder Judicial del estado haga una revisión de este caso y tomen medidas contra los funcionarios públicos involucrados en un proceso judicial deficiente”, puntualizó.

11/AGM/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content