Inicio » Indígenas peruanas combaten cambio climático con técnica de ancestras

Indígenas peruanas combaten cambio climático con técnica de ancestras

Por Cristina Acuña Roeder

En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) elogió el éxito de un programa iniciado por cultivadoras indígenas peruanas, cuyo uso de técnicas ancestrales para el cultivo está nutriendo la economía de su comunidad y combatiendo los efectos del cambio climático.
 
"Este programa muestra el ingenio y la resistencia de las mujeres indígenas”, declaró la Jefa del Fondo para la Igualdad de Género, Elisa Fernández, en un comunicado emitido por la ONU a propósito de la efeméride que se conmemora el 9 de agosto. “Esta iniciativa no sólo ha incrementado los ingresos de las mujeres, sino también su autoestima y su poder”.
 
La Organización de Mujeres Indígenas de Laramate (OMIL) es un grupo de 110 mujeres que defiende los derechos de las indígenas, fortalece la capacidad de las mujeres indígenas, las capacita y les brinda asistencia para mejorar su condición económica a través de la producción agrícola.
 
Tras las condiciones ambientales extremas que marchitaron los frutos e intensificaron las lluvias en el Distrito de Laramate, ubicado en el departamento de Ayacucho en el sudeste de Perú, las integrantes de OMIL empezaron a poner en práctica las técnicas de cultivo de sus ancestros para seleccionar las semillas, recuperar la fertilidad de la tierra e irrigarla eficientemente, contó la ONU en un comunicado en línea.
 
“El resultado ha sido sorprendente. Los campos están llenos de papas, olluco, maíz, vegetales, frutas y granos, como la kiwicha”, se detalló. “El rendimiento es mayor y más diverso, los cultivos son más resistentes a las heladas y la sequía, y los productos son más nutritivos” y puesto que ya no utilizan agroquímicos, sus productos también tienen mejor sabor y duran más.
 
La agrupación cuenta con el respaldo del Fondo para la Igualdad de Género de la ONU y el Centro de Culturas Indígenas del Perú (CHIRAPAQ).
 
OMIL ayuda a comercializar los productos agrícolas de las mujeres indígenas en mercados locales y ha logrado que el gobierno local se comprometa a facilitar la organización de una feria agrícola mensual donde las mujeres puedan vender sus productos y mejorar su economía.
 
Además, este programa impulsa la participación de las mujeres indígenas en los espacios públicos y legislativos, afirmó la organización.
 
“La mayoría del tiempo, los hombres no nos dejaban participar en eventos, actividades o talleres…solo los hombres tomaban las decisiones. Pero ahora nuestras mujeres también están usando sus voces, nuestras autoridades nos están prestando atención y nuestras opiniones están siendo tomadas en cuenta”, dijo la presidenta de OMIL, Magaly Garayar.
 
“Nuestra tierra es el único legado que tenemos. La tenemos que cuidar como la cuidaban nuestros antepasados”, señaló.
 
16/CAR/LGL
 
 

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: