Inicio Infancia y Violencia Familiar = Pobreza

Infancia y Violencia Familiar = Pobreza

Por Mónica Pérez

La violencia contra las mujeres, niñas y niños es ya un problema generalizado que ocasiona graves daños en la salud de la población, generando conflictos sociales y económicos a nivel mundial. La que se propicia en el seno familiar es una de las expresiones más comunes de la violencia en nuestros días.

La violencia familiar se define como el uso de la fuerza física o moral contra cualquier miembro de la familia. Comprende actos de intimidación, abuso emocional, físico y sexual. Cualquier persona puede ser víctima de esta clase de violencia.

La violencia familiar incluye todo tipo de abuso físico (golpes, bofetadas, empujones, patadas); emocional (críticas destructivas, insultos, celos, aislamiento); económico (restricción o condicionamiento de los recursos económicos, prohibir actividades productivas, como trabajar o estudiar), sexual (obligar a otra persona a tener relaciones sexuales o cualquier tipo de contacto erótico sin su consentimiento).

Un estudio de la doctora Felicia Marie Knaul y Miguel Ángel Ramírez sobre el impacto de la violencia familiar en las niñas y niños, indica que este tipo de maltratos impiden que las víctimas alcancen su máximo nivel educativo al tiempo que deteriora su salud física y emocional.

El documento señala que cuando llegan a la edad adulta, esas niñas y niños pueden tener menos éxito que el resto en el marcado laboral y, debido a que la violencia familiar tiende a reproducirse, tienen mayores probabilidades de convertirse en perpetradores de violencia contra las y los integrantes de la familia que formarán en un futuro.

La investigación documenta las repercusiones del abuso infantil en los resultados del mercado laboral de las y los adultos, así como el efecto de la violencia familiar en los logros educativos de niñas y niños.

También considera la frecuencia del maltrato infantil y la transferencia intergeneracional de la violencia basándose en la Encuesta sobre Violencia Intrafamiliar (ENVIF) realizada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) en la Ciudad de México durante el tercer trimestre de 1999.

La encuesta explora la frecuencia del abuso físico, emocional y sexual en el hogar donde crecieron las y los encuestados adultos. La muestra incluyó 5 mil 174 hogares (20 mil 600 personas) de la Ciudad de México y 34 municipios conurbados.

Los datos de este análisis indicaron que 18 por ciento de niñas, niños y jóvenes de hasta 17 años de edad vivían en familias donde ocurría violencia doméstica. De esta cifra, se deduce que la violencia familiar afecta a más de un millón de menores en la capital del país.

En total, alrededor de 2.6 millones de personas y casi 600 mil hogares (13.5 por ciento) se ven afectados por la violencia doméstica.

Asimismo, indica que más de 28 por ciento de las personas entrevistadas sufrió maltrato infantil y que el ingreso familiar per cápita y la educación de la jefa o jefe de familia tienden a ser menores entre familias que padecen este tipo de violencia que entre las que no la experimentan.

Otro resultado clave indica que haber sufrido maltrato infantil aumenta la probabilidad del adulto de vivir en una familia violenta de no existir programas y proyectos preventivos. Además, expone un patrón consistente: las y los adultos que no fueron golpeados o insultados durante su niñez tienden a percibir mayores salarios.

Los resultados de este análisis sugieren que la violencia y el maltrato durante la infancia afecta a una considerable proporción de familias mexicanas.

Más aún, indica la investigación, las niñas y los niños víctimas de abuso, muchos de los cuales se encuentran ya en una situación desventajosa por provenir de familias pobres y con poca escolaridad, tienen mayores probabilidades de percibir salarios bajos en su edad adulta.

Éstos son dos factores mediante los cuales se perpetúa la violencia y se refuerza el ciclo de pobreza.

2005/MP/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content