Inicio Insuficientes avances de participación femenina en jerarquía católica

Insuficientes avances de participación femenina en jerarquía católica

Por Soledad Jarquín


Tanto la sociedad como la jerarquía católica necesitan reconocer a las mujeres, de lo contrario habrá desequilibrio y desajuste social, sostuvo la teóloga guatemalteca, Ernestina López Bac.

En entrevista con Cimacnoticias, advirtió que hoy las mujeres indígenas, tienen voz y palabras que deben ser escuchadas, ya sea a través del diálogo, cuando se permite, o de manera agresiva si es necesario, “porque estamos aquí para vivir y tenemos derecho de hablar y de hacer”.

Durante un receso del Primer Foro Mundial de Teología y Liberación, que se realiza aquí previo al Quinto Foro Social Mundial, López Bac lamentó que persista en su país la doble marginación, por ser mujeres e indígenas, que mantiene a las mujeres como personas de segunda clase.

La también integrante de la Asociación de Teólogos del Tercer Mundo reconoció que hay avances en la participación política de las mujeres, en tanto que la jerarquía católica ha empezado a escuchar sus voces, pero aún no es suficiente.

Originaria de San Martín Xilotepeque, Chimaltenango, una ciudad guatemalteca ubicada a 54 kilómetros de la ciudad de ese país centroamericano dijo que a diferencia de la jerarquía católica, los pueblos indígenas de América reconocían la existencia de ambos sexos dentro de sus divinidades y vida cotidiana.

Ello, explicó Ernestina López Bac, porque consideramos en nuestra vida práctica que sin la igualdad de circunstancias hombre- mujer, no habrá armonía ni equilibrio posible. Los hombres como las mujeres y las mujeres como los hombres indígenas “sabemos que unos son parte de las otras y nos debemos complementar en la vida diaria”.

Pero este reconocimiento ha sido un camino difícil entre la sociedad jerárquica como en la iglesia católica, lo que se ha traducido en una marginación y desigualdad para las mujeres, especialmente las indígenas, donde los opresores son “el nuevo mundo conquistador invasor”.

Entre los avances importantes de las mujeres guatemaltecas destacó el hecho de que la jerarquía católica “ha escuchado las voces de las indígenas, los resultados están puestos desde 1992 en la IV Conferencia Latinoamericana en Santo Domingo, cuya carta es una verdadera herencia para las y los indígenas.

López Bac se refirió a Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, y a Rosalinda Tuyu, coordinadora general de las Mujeres Viudas de Guatemala, como los dos casos emblemáticos del avance las mujeres en ese país.

Dijo que sus voces como sus hechos tienen un peso y un valor dentro de la vida pública de ese país centroamericano, mientras en política ya hay diputadas o senadores, pero la gran mayoría tiene una “ciudadanía de segunda” por los prejuicios de sexo y etnia.

Al primer Foro Mundial de Teología y Liberación, que se realiza en el Campus Central de la Pontificia Universidad Católica de Río Grande, asisten 200 teólogas y teólogos de todos los continentes con el lema “una teología para otro mundo posible”.

2005/SJ/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content