Inicio Juega Bush con salud reproductiva de mujeres en EU

Juega Bush con salud reproductiva de mujeres en EU

Por Hilda Soria

La presión que la administración del presidente George W. Bush ejerció ante la Food and Drug Administration (FDA por sus siglas en inglés), provocó que ésta rechazara la propuesta de vender la Pastilla de Anticoncepción de Emegencia (PAE) sin prescripción médica en Estados Unidos, afirma la organización Naral Pro Choice, que ha luchado por más de 30 años por los derechos reproductivo de las mujeres.

A pesar de que los propios científicos de la FDA sufragaron 23 votos a favor y cuatro en contra para la venta de este medicamento sin receta médica, esta asociación ignoró las recomendaciones al descartar esta propuesta, informa por su parte Feminist Mayority Foundation, que desde 1987 se dedica a defender la equidad de las mujeres y su salud reproductiva entre otros.

“La PAE es la propiedad moral de las mujeres”, asegura el Doctor Beth Jordan director médico de Feminist Majority Foundation. “Al someterse a las presiones políticas y retener la aprobación de la venta sin prescripción médica de este medicamento se va a afectar a las mujeres jóvenes”.

La evidencia científica es clara: la PAE es más segura que la aspirina pues reúne todos los requerimientos de la FDA y, además es el 95 por ciento más efectiva si se usa dentro de las 24 horas después del acto sexual sin protección y tiene el potencial de prevenir 800 mil abortos en Estados Unidos.

Al desaprobar esta propuesta, la FDA –que se encarga de ofrecerle medicamentos seguros y efectivos que mejoren la salud de la población–, permite que la política de la derecha obstaculice los avances médicos a expensas de la salud de las mujeres, afirma en su oportunidad Eleanor Smeal, presidenta de esa organización.

Además esta despreciando a más de un millón de mujeres y hombres que se reunieron para defender los derechos reproductivos de la mujer y los cientos de organizaciones que apoyan la venta de la PAE sin prescripción médica en la Marcha de la Vida por la Mujer, agrega Smeal.

“Esta decisión demuestra una vez más que la política de Bush es demasiado conservadora y no muy compasiva” explica más adelante la presidenta de Naral Pro Choice, Elizabeth A. Cavendish.

El acceso a esta propuesta podría disminuir el número de embarazos no deseado y abortos en este país y, además, podría beneficiar particularmente a las víctimas de violación. Sin embargo esta problemática fue descartada por un pequeño grupo de extremistas que además se oponen a los anticonceptivos.

“Bush ha jugado con la salud reproductiva de las mujeres a través de su presidencia, al no permitir el medicamento para el control de nacimientos. Si el presidente realmente quiere la reducción de los abortos, debería de permitir el acceso a la anticoncepción anterior”, puntualiza Cavendish.

2004/HS/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content