Inicio La episiotomía, una práctica médica comparable a la mutilación genital en Africa: Marsden Wagner

La episiotomía, una práctica médica comparable a la mutilación genital en Africa: Marsden Wagner

Por Miriam Ruiz

“La manera de atender los partos en muchos hospitales de México y otros países es una forma de violencia contra las mujeres” declaró el ex director de Salud de Mujeres y Niños de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Marsden Wagner al referir que en este país la episiotomía (corte en la vagina) se usa en 90 por ciento de los nacimientos.

Hace 25 años, abundó el médico estadounidense en entrevista con cimacnoticias, “la ciencia demostró fehacientemente que con este corte la mujer tendrá más sangrado, más problemas sexuales a largo plazo, más riesgo de rasgado vaginal, de perder el control de las heces y la orina durante años.”

También se demostró desde entonces que este corte no aumenta las oportunidades de que el bebé o la madre salgan mejor después del parto. La recomendación internacional para el uso de episiotomía es para cinco por ciento de los nacimientos.

“Los grupos de mujeres (en el mundo y en México) luchan contra la mutilación genital femenina en Africa, en México las agrupaciones de mujeres deberían estar preocupadas por la mutilación genital femenina que se realiza en los hospitales mexicanos llamada episiotomía,” declaró el autor de 119 estudios y nueve libros sobre el uso apropiado de la tecnología en el parto.

“Hasta Estados Unidos, bajó su tasa de episiotomías a 20 por ciento” señaló tras participar aquí en la conferencia internacional de Parteras profesionales y autorregulación.

Los tactos vaginales frecuentes, los tactos rectales, la ruptura artificial de membranas, el rasurado púbico son formas de violencia contra el cuerpo de las mujeres y son procedimientos médicos que se recomienda no sea, anotó.

En cuanto a las cesáreas que se practican en México, hasta en el 80 por ciento de los nacimientos, explicó que la única razón posible del abuso de esta intervención quirúrgica es que el personal médico esté mintiendo a las mujeres sobre falsos riesgos que corren la madre y el bebé.

CESAREAS INNECESARIAS

El riesgo de muerte para la mujer aun en una cesárea programada es 2.85 veces más alto que en un parto vaginal normal.

Las mexicanas con altos niveles educativos creerán en la palabra del médico, si este le asegura que es lo mejor para su hijo y ella misma, pues no existen mujeres embarazadas que deseen poner en riesgo su vida o la del niño, abundó Wagner, ex director también de Salud Materna e Infantil en el Departamento de Salud en California, Estados Unidos.

Los médicos mexicanos quieren una cesárea, porque les toma 20 o 30 minutos frente a un parto vaginal que puede tardar hasta 20 horas y ocurre en cualquier hora de cualquier día.

La calma y la espera vigilante –ejes centrales de la partería — no son parte del mundo masculino y han sido reemplazados por una ansiosa necesidad de ‘hacer algo’ preferentemente con máquinas.

Por lo que propuso que las autoridades nacionales se eduquen en el tema de la partería y que la sociedad democrática de México, pidan cambios en los sistemas de salud, como ejemplo se refirió al caso de Brasil, en donde la epidemia de cesáreas innecesarias y otras prácticas nocivas se solucionaron al sacar los partos de los hospitales y llevarlos a centros de nacimiento.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más