Inicio La mujer en su hora

La mujer en su hora

Por Marta Guerrero González

Llega la celebración del Día Internacional de la Mujer bajo la certidumbre de corrupción de mexicanos al servicio de la sociedad. Denigra la exhibición al sistema político, pero favorece el alcance de justicia y la rendición de cuentas; la cual posiblemente se refleje en las urnas si alcanza la memoria.

Dos líneas a leer. La primera, la voluntad del Ejecutivo (ambos, capitalino y federal) de dar cauce al combate verdadero contra la corrupción. La segunda, quizás más temible, la lucha encarnizada y sin miramientos por el poder; lo que podría, como manifestó Marcelo Ebrad, llevarnos a un nuevo asesinato político de la magnitud del de Colosio. Abundaré sobre ello en mi próxima colaboración.

En el marco de los festejos, muchas mujeres de diversos ámbitos pidieron al presidente Vicente Fox que no ratificara a Patricia Espinosa como presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), pese a esta solicitud el Ejecutivo confirmó mediante una carta enviada el viernes pasado que el instituto seguirá siendo dirigido otros tres años por su fundadora.

Recuerdo el año de 1995, Sara Lovera y un grupo de la Red, discutimos sobre la necesidad de implementar un órgano rector para aplicar una política específica hacia las mujeres. Derivó en un documento presentado a la Secretaría de Gobernación (Segob), despreciado sólo para ser retomado en la época foxista.

Queríamos, me acuerdo una oficina, no todo un instituto, pero que fuera capaz de elaborar el diagnóstico puntual de la problemática de género y sus posibles acciones; realizar análisis de esta problemática y diseñar políticas gubernamentales.

El organismo debería de ser capaz de crear los vínculos con el movimiento amplio de mujeres y los organismos no gubernamentales, es decir; con capacidad de convocatoria; representativo de la política oficial, pero al mismo tiempo vocero de los deseos y demandas no gubernamentales, académicas y de la sociedad civil.

Sería un órgano que interactuaría entre el poder Legislativo y el Judicial; facultado para que sus propuestas fueran asumidas vertical y horizontalmente en todo el aparato gubernamental, facilitando la relación a niveles federal, estatal y municipal.

Con funciones especificas: promoción de empleo, salud reproductiva, equidad laboral, igualdad de oportunidades educativas, competitividad efectiva, defensa y modificación de leyes para protección al seno familiar y en los distintos ámbitos sociales… En fin, lo mismo que se sigue persiguiendo ahora.

Urge compromiso, rendición de cuentas, productividad, proyectos que se derramen en cada una de las más necesitadas, políticas con efecto dominó y substancial voluntad, inclusive de las mujeres, de participación para vencer el retraso, el acoso, la injusticia y detonar el progreso de nuestra nación por la única vía posible: la mujer.

*Presidenta de la Asociación de Mujeres Periodistas Communica. 04/MG/GBG/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content