Inicio » Las fronteras se rompieron en Porto Alegre

Las fronteras se rompieron en Porto Alegre

Por Lucía Lagunes

Las fronteras se rompieron en Porto Alegre. El color, la raza, étnica, sexo, preferencia sexual y edad quedaron a un lado cuando más de 200 mil ciudadanas y ciudadanos del mundo se entrelazaron para rechazar el neoliberalismo y reclamar la paz en el mundo.

La batucada acompañó a la manifestación. La ciudad que cobija a 30 mil delegados y 90 mil participantes al Tercer Foro Social Mundial inaugurada la tarde de ayer, vio pasar lo mismo negros que asiáticos, mujeres que hombres, jóvenes y no, durante la primera actividad: una enorme marcha por la avenida Borges de Medeiras.

Esta es la primera vez que la delegación estadounidenses logró llegar a mil personas; la primera vez también que llegan al Foro Social delegaciones palestina, israelita y de Irak. Con ello se comprueba que es real el lema de “otro mundo es posible”, que cobija todos los trabajos de este tercer foro.

Las feministas brasileñas pusieron también color, y colocaron sin rubor la palabra del feminismo y demandaron la legalización del aborto.

“Nosotras las feministas tenemos que luchar contra el neoliberalismo porque disminuye las políticas sociales y pone en nuestros cuerpos la miseria de nuestras naciones”, aseguró Rosa Silvia Lopes, de Sao Paulo, quien milita en la delegación brasileña de la Marcha Mundial de Mujeres.

Para la coordinadora de esta marcha, Nalú Farías, es urgente que las feministas se involucren en los movimientos sociales, pero, acota, desde sus organizaciones para no diluirse, y desde ahí lograr que se comprendan y evidencien las consecuencias diferentes de las políticas neoliberales en hombres y mujeres.

El sol cae, la lluvia de la noche anterior quedó atrás, son las nueve de la noche y aún no llega el último grupo de esta marcha que inició a las 17:40 y que ha recorrido poco más de dos kilómetros.

Tres bocas enormes, de un rojo encendido, irreverentes, llaman a otras más a sumarse a la campaña internacional contra los fundamentalismos. Esas mismas bocas están en hombres y mujeres. Antifaces que son portados con orgullo.

A los 23 años también se es feminista, dice Julia, joven brasileña que estudió comunicación y hoy cursa la carrera de ciencias sociales. Para ella, tener una posición feminista cuando se participa en movimientos sociales, como los que integran el Foro, es imprescindible porque sólo a través de este prisma se puede construir un mundo sin desigualdades, con libertades y equidad en las oportunidades.

La samba suena, el baile comienza. Hoy los seminarios, talleres y el resto de actividades que intentan construir alternativas más justas para la sociedad se distribuirán en más de cinco sedes para concluir el próximo 28 de enero. Para volver a reunirse en el 2004 en la India.

LLH/RGR

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más