Inicio Las leyes nacionales, por encima de la OMC: México

Las leyes nacionales, por encima de la OMC: México

Por Miriam Ruiz

José Francisco Poblano Chávez, principal negociador del Acuerdo General sobre Comercio de Servicios (GATS, por sus siglas en inglés) de la Secretaría de Economía mexicana, minimizó el quehacer de la Organización Mundial de Comercio (OMC) al recordar que este organismo no puede ir por encima de la legislación nacional.

El funcionario del gobierno mexicano opinó que las advertencias sobre los efectos negativos de liberalización o privatización de bienes como la salud y el agua son consecuencia de la mala información.

La OMC no es el organismo que regula la vida nacional de los países; las políticas nacionales están arriba de cualquier acuerdo internacional, dijo en entrevista al finalizar su participación en el panel Diversidad cultural del Foro Böll, que reúne en esta ciudad a representantes de organizaciones civiles, de gobiernos y de organismos multilaterales, convocados por la alemana Fundación Heinrich Böll.

“Debemos recordar que la OMC es una institución formada por países que participan en negociaciones para acceder a otros mercados, poder negociar más. Ahora, las decisiones soberanas de cada país son eso, decisiones soberanas, y nadie puede obligar a nadie de ningún país a hacer lo que no quiere”, sostuvo al recordar que México no es una isla en el fin del mundo, por lo que tiene que comerciar.

Con ello, Poblano Chávez rebate lo que algunos de los más destacados pensadores de la globalización crítica han traído a este foro, como la generación de mayor pobreza por las reglas de la OMC, el temor a que la gente pobre no pueda pagar el agua que tiene que comprar o los negocios que empresas como Monsanto hacen para patentar la comida del mundo.

Para él, la OMC se resume en una serie de negociaciones para regular el comercio. “Si hay mayor diversidad de productos y servicios el consumidor tiene al final de cuentas la decisión sobre qué quiere comprar”, indicó el representante de este país americano con 40 millones de pobres, de acuerdo con cifras oficiales.

“La OMC no decide por nadie en particular”, dijo, y reiteró que “cada país tiene un marco regulatorio, tiene una ley que hay que respetar internamente.”

Igualmente, Poblano hizo notar que en esta Quinta Conferencia Ministerial de la OMC, que trajo hasta Cancún a siete mil representantes oficiales de 146 países, “hay temas más importantes” que los servicios.

“Hasta ahora las negociaciones en Ginebra han respondido bien a los intereses de todos, por el tipo de enfoque que tiene el GATS, dado que puede participar –de manera positiva— quien quiera participar con lo que quiera participar”.

Mencionó que dos rubros en el comercio de servicios donde México podría tener éxito son el mercado audiovisual, como cine o telenovelas, así como la posibilidad de exportar profesionistas para ofrecer sus servicios hacia el exterior.

2003/MR/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content