Inicio Las mayorías dan paso a la legalidad

Las mayorías dan paso a la legalidad

Por Leticia Burgos Ochoa

La resolución mayoritaria de los integrantes del Tribunal Federal Electoral (Trife) coloca el proceso electoral hacia una cierta “normalidad” democrática al resolver que se retiren del aire los tres spots que el Partido Acción Nacional difunde acuñando la frase de que Andrés Manuel López Obrador es “un peligro” para la Nación, ya que como bien lo plantearon los magistrados del tribunal, no solo calumnian al candidato de la coalición “Por el bien de todos”, sino además pretender desalentar el voto.

Nunca es tarde para que las instituciones de la República encargados de garantizar la certeza y la limpieza electoral busquen y encaucen la competencia que debiera ser equitativa y justa por el camino de la legalidad.

Esta fragilidad democrática ha estado bajo el escrutinio permanente de la ciudadanía cada vez más crítica, solo así se entiende que tanto la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el Instituto Federal Electoral (IFE) como ahora el Trife haya resuelto ponerle un alto a la derecha después de más de cuatro meses de buscar desalentar el voto propiciando confusión e inculcando miedo a los ciudadanos a través de esos spots y el uso descarado del erario público de parte del Ejecutivo federal.

Quedan al descubierto las artimañas de la derecha representada en la Presidencia de la República como en su partido Acción Nacional al pretender continuar en el poder utilizando todo instrumento fuera de la ley, buscando ganar a la mala y no jugar limpio.

Desde el desafuero orquestado por ellos mismos y lo que se les revirtió por la Suprema Corte de Justicia y ahora por el Trife indica que les tiene sin cuidado porque de seguro insistirán de otras maneras, como ya lo están haciendo telefónicamente y casa por casa, hablando de lo mismo, del “peligro” que según ellos representa el candidato de la coalición “Por el Bien de Todos”.

Sería muy saludable que la coalición “Por el Bien de Todos”, dejara el camino contestatario y determinara retirar los spots que caen en la denostación de su adversario y canalizar todos los esfuerzos para invitar a la ciudadanía a acudir a las urnas, pero sobre todo se dirijan mayores acciones ante los electores, llamándolos a la organización para el buen gobierno.

En manos del polo democrático se encuentra la mayor responsabilidad de que los ciudadanos vayan a las urnas, participen en el ejercicio de gobierno y formen parte de la rendición de cuentas y evitemos elecciones de Estado.

La apuesta de la derecha en el país es clara, establecer para el 2 de julio un escenario de abstención y dar paso con mayor holgura a la manipulación del voto. El ambiente de por sí no es muy halagüeño, recuerdo el 6 de julio de 1988 cuando se realizó una elección de estado arrebatándole el triunfo al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y al Frente Democrático Nacional, el ánimo y la decisión ciudadana era tal que toda estrategia abonaba al proceso democrático, los liderazgos sumaban voluntades, no había exclusión alguna, para todas y para todos había tribuna, hoy sin embargo, a pesar de 17 años de organización partidaria y social, todo indica que el sendero de la defensa y la centralidad es el camino que toma la contienda frente a la astucia de la derecha.

Las mayorías en la historia democrática del país han abonado a la legalidad pero la derecha no cesará en darle un golpe más al proceso democrático, la legalidad es lo que menos le ha importado y ya lo estamos viendo.

Después de que la Suprema Corte de Justicia resolvió que el Ejecutivo Federal dejara de trasmitir los spots, no conforme con no hacerlo, continuaron los de su partido que hoy son demandados por el Trife que dejen de difundirlos, sin embargo de seguro continuarán las llamadas telefónicas y las visitas domiciliarias generando miedo entre la ciudadanía.

Sobre todo entre las familias de los estratos sociales más pobres del país, que es donde se encuentra aún el mayor peligro de la manipulación del voto a cambio de prebendas y beneficios gubernamentales, por eso, es el momento de que las fuerzas democráticas se pronuncien y desplieguen toda su voluntad soberana para ir al rescate y relanzamiento democrático del país.

Lo que está en riesgo es el proceso democrático y la esperanza de vivir con dignidad. Llamemos a votar con libertad.
*Senadora mexicana
[email protected]

06/LB/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content