Inicio ¡Las mujeres van!

¡Las mujeres van!

Por Leticia Burgos*

De que el proceso electoral federal y local concurrente se va a poner bueno, no hay duda. Será favorable a la presencia de más mujeres decidiendo por el país y por Sonora.

La ratificación de la sentencia del Tribunal Federal Electoral (Trife) fue contundente e impecable al salvaguardar los derechos políticos de las mujeres, al responder a un grupo de priístas que pretendieron impugnar, so pretexto de que se les vulneraban sus derechos.

Les cuento: la sentencia ratificada por el Trife, que por cierto es inapelable, responde a una demanda de protección de derechos políticos interpuesta por un grupo -desde luego- de mujeres de los diversos partidos. Bien por todas y bien por el país y por Sonora.

Y es que entre los acuerdos que tomó el Instituto Federal Electoral (IFE) para el proceso de registro de candidaturas había resuelto una serie de disposiciones que vulneraba el acceso efectivo de más mujeres a candidaturas y desde luego al Poder político.
Pues bien, el Trife arregló el acuerdo y sentenció los términos en que cada partido, coalición o alianza se obliga al registrar las candidaturas, de los 300 distritos en disputa, 120 tendrán que ser de distinto género y para el Senado hace lo mismo, 26 tendrán que ser de distinto género.

Pero el Trife no se queda allí; precisa que en cada fórmula registrada tanto el propietario como el suplente tendrán que ser del mismo género. Y es que los partidos venían jugando chueco. Registraban a mujeres propietarias, pero con el consentimiento de declinar luego por su suplente hombre.

Ahora bien, existen dos vías para acceder al Congreso: la competencia por un distrito y la vía plurinominal donde se eligen 200 para completar el total de 500 diputaciones electas, en la que cada partido -según su votos por región- se disputan un número determinado de diputaciones de las 200 a repartir.

El Trife resolvió que, de cada bloque de cinco de los registros de las listas por región, dos tendrán que ser de distinto género y alternado, es decir, una mujer y un hombre, pero además detalla que al integrar cada bloque de cinco el último tendrá que ser de distinto género. Bien por el Trife, bien por la justicia a las mujeres, bien por el país.

Lo formidable de la sentencia es que la igualdad en Sonora se verá más favorecida. A ver, a ver ? se preguntará el lector, ¿cómo? Sencillo, todo lo que resolvió el Trife ya es ley en Sonora con la reciente reforma al Código Estatal Electoral.

Los avances logrados por la igualdad efectiva son inobjetables y se fortalece con la resolución del Trife en Sonora. La paridad y la alternancia de género tendrán que cumplirse en todos los registros de las 33 diputaciones en disputa y en las fórmulas completas a registrar para renovar los 72 ayuntamientos. Ahora falta conocer el acuerdo que deberá tomar el Consejo Estatal Electoral para hacer valer la Ley a la hora de las designaciones. ¡Alerta, mujeres!

La osadía de las mujeres políticas que impugnaron el acuerdo del IFE es admirable y heroica. Ojalá que todas ellas hayan tomado la decisión de disputar alguna candidatura. Este país requiere de mujeres políticas y hombres políticos letrados; sabios que acaben con la ignorancia, que velen por el bienestar, la paz y la justicia de nuestra patria. ¡Las mujeres van!

* Ex legisladora federal e integrante de la Red Feminista Sonorense

12/LB/PBC/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más