Inicio “Las trabajadoras deben tomar el control de los sindicatos”

“Las trabajadoras deben tomar el control de los sindicatos”

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Ya es hora de que las mujeres encabecen los sindicatos en el mundo, toda vez que ellas son las más explotadas y las que menos derechos tienen en el mercado laboral, demandó Fatna Afid, dirigente de la Organización de Trabajadores Democráticos (OTD) de Marruecos.

En entrevista con Cimacnoticias, la sindicalista afirmó que para frenar el deterioro de las condiciones laborales “hay que cambiar las formas en las que funcionan los sindicatos: las mujeres tienen que estar a la cabeza de estas organizaciones, porque ellas son numerosas en el mundo de trabajo”.

La secretaria general adjunta de la OTD, la cual agrupa a trabajadoras y trabajadores de los sectores público y privado, estuvo el pasado fin de semana en nuestro país para participar en la Quinta Conferencia Sindical Nacional, organizada por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

“No podemos imaginar un sindicato sin líderes mujeres”, pues su labor es vital para generar consciencia en otras trabajadoras acerca de sus derechos laborales y de participación sindical, subrayó Fatna Afid.

“Por muchos años los hombres tuvieron el poder en los sindicatos y se equivocaron; en una gran parte es la gobernanza masculina la que hizo fracasar a los sindicatos”, aseguró la dirigente.

Teóricas feministas, como la antropóloga mexicana Marcela Lagarde, han señalado que el ejercicio del poder masculino trae consigo la desigualdad de género y coloca en desventaja a las mujeres en los ámbitos público y privado.

Afid detalló que a pesar de que con la mundialización, las mujeres “han sido más atacadas y más explotadas” cada vez se organizan y movilizan más.

“Ellas tienen más conciencia que en épocas anteriores. Ellas defienden sus derechos en el trabajo. Su vida ya no depende de que los hombres cubran sus necesidades”, recalcó.

“Las mujeres hoy trabajan por sus derechos, son responsables de su liberación, como resultado de la labor que por muchos años ha llevado a cabo el movimiento feminista”, apuntó la también coordinadora de la Marcha Mundial de las Mujeres, una red internacional que organiza movilizaciones a favor de la paz y contra la violencia de género.

MÉXICO Y MARRUECOS EXPLOTAN A LAS MUJERES

Fatna Afid también es la secretaria general del Sindicato de la Educación marroquí, el cual agrupa a 10 mil trabajadoras y trabajadores del sector, de los cuales 60 por ciento son mujeres.

Explicó que las mujeres en México, como en otros países en desarrollo, tienen “los peores empleos” y su representación en las dirigencias sindicales es mínima.

La sindicalista advirtió que ahora que las y los trabajadoras están al servicio de las transnacionales hay una nueva generación de personas empleadas como personal de seguridad, transporte, “call centers”, o servicios de limpieza.

Pese a su formación escolar, las mujeres “no encuentran empleo y se ocupan en trabajos que no requieren instrucción; ellas son las más afectadas”, sostuvo.

“Como sindicalistas defendemos la igualdad de salario, protección de la maternidad, el derecho a la formación profesional, a tomar decisiones dentro del sindicato. Militamos porque la voz de las mujeres sea escuchada, un combate que va a continuar con el tiempo”, consideró.

Por ello, la trabajadora marroquí convocó a que el movimiento feminista se alíe con movimientos sociales que defiendan el derecho al bienestar, como las organizaciones sindicales.

Afid observó que en México y Marruecos las mujeres sufren discriminación económica y de género en el mundo del trabajo, y que las cifras de desempleo, pobreza y falta de formación escolar entre la población femenina son semejantes.

La diferencia, anotó, es la religión: “Allá las feministas tenemos dos combates: el impacto del neoliberalismo como en todo el mundo, y el islamismo político que limita y en algunos casos anula la oportunidad de que las mujeres gocen de derechos como el trabajo y la independencia económica”.

Agregó: “Somos dos sexos, no sólo debemos dividir el mundo, también la riqueza”.

SIN DERECHOS

La dirigente de la OTD expuso que una tendencia global es la desaparición de empresas en las que se ocupa personal sindicalizado.

“Lo que les ocurrió a las y los 44 mil trabajadores electricistas, pasa en todo el mundo. En Marruecos, por ejemplo, recién desapareció una empresa textil y quedaron 10 mil personas sin empleo”, detalló.

Este hecho, abundó, representa una pérdida de derechos laborales conquistados: “Ante el desempleo, las y los trabajadores se ocupan en empresas trasnacionales que no siempre respetan las garantías en el trabajo”.

11/GCJ/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más