Llorar a los muertos: el rescate de los restos de los mineros

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Familiares no cesan petición
Llorar a los muertos: el rescate de los restos de los mineros
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Sonia Gerth
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 20/02/2019

Las familias de los mineros fallecidos en el siniestro de la Mina 8 Pasta de Conchos, el 19 de febrero 2006, se reunieron en la Ciudad de México en la fecha del aniversario para recordar a sus familiares muertos y demandar el rescate de los 63 cuerpos que permanecen en la mina hasta el día de hoy.

El 19 de febrero de 2006 ocurrió una explosión en la mina carbonera 8, Unidad Pasta de Conchos, en San Juan Sabinas, Coahuila: 73 mineros quedaron atrapados bajo los escombros, 8 de los cuales fueron rescatados con heridas y quemaduras graves, dos más sin vida y los cuerpos de 63 restantes permanecen desde entonces en la mina.

Enfrente del antimonumento colocado frente de la Bolsa de Valores, en la Avenida Reforma de la Capital un 65+ gigante para los 65 mineros que murieron en Pasta de Conchos, y miles más en otros accidentes en muchos casos resultados de la mala seguridad en las minas y la negligencia de empresas y el Estado, se celebró, como cada año, una misa, y también se colocó una jaula en la que se depositaron 63 cascos cubiertos de carbón.

La idea es retirar los cascos conforme vaya avanzando el rescate de los restos, el cual será evaluado nuevamente de manera técnica, financiera y jurídica, por una mesa de personas especialistas que el gobierno implementará.

Desde la explosión de la mina, la petición de los familiares ha sido la misma: rescatar los cuerpos de los mineros. Sin embargo, a los 5 días de ocurrida la tragedia, Industrial Minera de México (IMM), dueña de la mina, suspendió el rescate argumentando que al interior de ésta había "altas" concentraciones de gas que impedían la subsistencia humana.

El 4 de abril de 2007, IMM anunció la cancelación de las obras de rescate, con 40 por ciento de la mina rehabilitada. Lo decidió pagando peritajes que afirmaban que 25 por ciento aún no explorado en la mina contenía agua contaminada con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), tuberculosis, que pondrían en riesgo la vida de rescatistas y de la población.

Aunque la Familia Pasta de Conchos solicitó la intervención del entonces secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS) Javier Lozano, el funcionario jamás pidió a la empresa probar su dicho.

En marzo de 2007 la Procuraduría de Justicia de Coahuila giró cinco órdenes de aprehensión por homicidio culposo contra funcionarios "menores" de IMM. Ellos depositaron 180 mil pesos para cada familia y con ello, según la ley estatal, repararon el daño.

Funcionarios estatales y de IMM visitaron a las familias advirtiéndoles que sólo tenían 10 días para cobrar, cuando por ley son 10 años, o de lo contrario perderían el pago. Las familias, en su mayoría, firmaron sin saber que con ello otorgaban el perdón y cerraban la posibilidad de llevar a la empresa a juicio.

Desde entonces, las familias no han cesado en su petición de rescatar al menos los cuerpos de sus padres, hermanos, tíos, por lo que ven con esperanza el compromiso del Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas en la reunión celebrada hace unos días.

Para conocer más detalles de dicha reunión, Cimacnoticias se entrevistó con la hermana del minero Jesús Eduardo Martínez Baltasar, Sylvia Martínez, y con Patricia Cárdenas Alcalá, hija de Juan Antonio Cardenas, también minero.

- Sonia Gerth (SG): ¿Cómo sintieron el carácter de la reunión?

- Patricia Cárdenas (PC): Es el primer año que vengo a la Ciudad de México. Siempre he estado apoyando desde allá (Coahuila). Pero nunca me había tocado venir aquí. Pues para mí la respuesta del señor Alejandro me dio una esperanza de que por fin se va a hacer justicia. Le pregunté a las compañeras que ya habían venido antes ‘y ¿cómo escucharon ustedes al Señor Alejandro? Porque es la primera respuesta que escucho, y ustedes ya habían venido antes con algunos otros.’ Entonces, todos me dijeron que sí, que posiblemente sí vayan a ayudarnos a hacer el rescate.

- Sylvia Martínez (SM): También es la primera vez que yo asisto con ellos. Estoy un poquito más retirada de donde ocurrió la tragedia, entonces es la primera vez. Se portaron excelente. Esperamos que se resuelva pronto la mesa de trabajo, para empezar a trabajar con ellos y apoyarlos.

- SG: ¿Les inspiró confianza en que cumplan con lo que dicen?

- PC: Pues como digo, fue la primera vez, espero que nos cumplan porque de hecho, también ya escuchamos al presidente Andrés Manuel (López Obrador), diciendo que nos va a apoyar, que tenemos su palabra, ojalá que nos cumpla.

- SG: ¿Para ustedes lo más importante es el rescate?

- PC: Sí. A nosotros no nos interesa ninguna pensión, ningún beneficio de estos, lo único que queremos es el rescate de nuestros familiares.

- SM: Sí, yo que no soy familiar directo, soy la hermana, no nos interesa indemnización, nos interesa que se haga el rescate.

- SG: En una fecha como esta ¿cómo se siente no poder llevar flores al cementerio?

- PC: De hecho por eso estamos aquí, porque queremos que rescaten a nuestras familias, en este caso a mi padre, para tener yo una tumba segura, que digo yo, ‘ahí está.’, y poder llevarle flores.

- SM: Tenemos que cerrar círculos. Mi madre, ella quiere el cuerpo de su hijo, aquí estamos luchando. Ella no quiere irse sin saber dónde quedó su hijo, entonces es difícil, siempre, no nada más es esta fecha, sus cumpleaños, día del Padre, día de muertos, entonces queremos un lugar donde ellos estén descansando y poderles ir a dejar una flor.

- SG: En el informe “El Carbón Rojo de Coahuila”, del año pasado, dicen que la razón aparte de que se pudieran descubrir todas las deficiencias que existían en la mina antes de que explotara, podría ser que no hay ningún interés económico en reabrir las partes de la mina donde yacen los restos de sus familiares…

- SM: Sí hay mucho interés, obvio, por eso no se hizo el rescate hace 13 años. Eso lo sabemos, pero esperemos que no influya ya nadie para que se haga la recuperación de los cuerpos.

- PC: Sí, esperamos que eso no sea un pretexto de que por eso no pueden rescatar a nuestros familiares. Esperamos que no sea ningún obstáculo.

- SG: ¿Pueden contarme un poquito cómo se vive la situación en la región carbonífera, a 13 años del siniestro?

- PC: Para mí pues es un hueco que nunca se llena, cada año haciendo su aniversario, siempre los recordamos. Es muy triste y más en esta fecha que cumplen 13 años que ya no están con nosotros, sí es un poquito fuerte porque se siente la ausencia de ellos.

- SM: Esperemos que todo esto sirva porque la verdad las minas siguen trabajando, los pozitos siguen trabajando, sigue habiendo gente muerta, sigue habiendo accidentes. Esperemos que esto en verdad se abra una investigación sobre Coahuila, vean todas las deficiencias que hay en todas esas minas, y podamos ayudar a la demás gente que no pasen por la tragedia que todos pasamos. Es muy difícil la pérdida de un ser que uno ama, entonces no queremos que se vuelva a repetir.

- PC: Para que ya no siga habiendo más mineros que pasen por la misma, más familias que pasen por el dolor de uno.

- SG: Las familias de los mineros todavía tienen otros familiares que siguen trabajando en las minas ¿no?

- PC: Sí, en Coahuila las minas son, como quien dice el único lugar donde puedan trabajar ellos. A pesar de que hay fábricas ya pero… pues uno siempre se va por las minas.

- SM: Así es. En esa región carbonífera, es el carbón el que mantiene la región, entonces todos tenemos familiares. Por eso queremos que se abra la investigación, que se tomen las medidas de protección para las demás personas.

19/SG/LGL