Inicio Lo Espiritual es lo político

Lo Espiritual es lo político

Por Lucero Saldaña

Compasión, armonía entre las tradiciones espirituales, la democracia y el respeto a la cultura y el medio ambiente del Tíbet, fueron los cuatro compromisos en el discurso pronunciado por el Dalai Lama, que escuche en la sede del Senado en Puerto Rico, en mi visita a la Isla para celebrar la Reunión de Comité Ejecutivo de la Red de Mujeres que pertenece a la Confederación de Parlamentarios de América. En su discurso político inició diciendo que era un ser humano como cualquiera de los 600 millones de seres en el mundo, esto debido a la confusión que pueda darse sobre la naturaleza humana de los líderes espirituales, aunque también hay confusiones diversas sobre su persona y los propósitos al entrevistarse con autoridades y líderes políticos, así como con líderes religiosos en su gira por el mundo.

Como Premio Nobel de la Paz, líder religioso y político, la importancia conferida al Dalai Lama no sólo es espiritual sino también política. También la controversia con el gobierno de China es algo político y delicado. Al respecto mencionó que el deseo del pueblo tibetano es seguir siendo parte de la República de China pero con el respeto a su propia cultura y medio ambiente, y elogió la actitud del gobierno de Puerto Rico frente a los Estados Unidos de Norte América calificándola de sabia decisión al querer pertenecer a ese país y manteniendo su propia autonomía.

Aunque no fue del todo bien recibida esta aseveración ya que en Puerto Rico hay tres posturas claras, quienes quieren la autonomía, quienes desean continuar siendo un estado y quienes anhelan la total independencia de Estados Unidos. Se le ha cuestionado sobre, si su mensaje de paz envuelve fines que tienen que ver con hacer actividades políticas destinadas a la separación e independencia del Tíbet.

Según Samuel Huntington, el siglo XXI se muestra como la era de la religión y da ejemplos de preocupación sobre conflictos religiosos en diversas partes del mundo como Irán, Rusia, Bosnia, Kosovo, Chechenia, Cachemira, India y Pakistán, Irlanda del Norte, el Oriente Próximo, África Sub Sahariana y partes de Asia, o bien Francia. Todos dan ejemplo de que la reconocida prominencia la religión entre las naciones y los pueblos ha hecho también que los conflictos de estas zonas sean por motivos religiosos.

En la pasada elección del 2000 en Estados Unidos de Norteamérica, el tema de la religión fue un factor fundamental para que el electorado diera su voto al candidato que se comprometió a atender el tema de las religiones dentro de una oficina en la propia Casa Blanca al convertir a la religión en un elemento legítimo dentro de su administración. Esta decisión se da con base en un sondeo que arrojó datos de que el 70 % de las personas entrevistadas querían que aumentara la influencia de la religión, debido a que la preocupación sobre la necesidad de valores morales, y convirtió a la religión en una de sus prioridades.

Aquí, en Estados Unidos y en China, la elección de un partido político tiene que ver con la identificación de sus ideologías y su relación confesional. Pero también las elecciones están siendo precedidas de un tratamiento en público sobre las creencias religiosas de las personas que contienden para los cargos públicos.

Si la política son las acciones de múltiples asuntos de un gobierno en cuanto a sus prácticas, determinaciones y las instituciones que lo forman, así como; el modo de ejercer su autoridad; y la religión en su expresión pura es respaldar a la personas en condiciones de necesidad particular, puede que coincidan, pero sus fines tienen diferentes dimensiones.

Recordemos las palabras de un gran líder espiritual, “Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”. El respeto a los ámbitos de competencia es un principio de convivencia. Tal como lo dijo un gran político “Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno, es la paz”. Puede haber coincidencia cuando hay claridad de propósitos. Pero puede haber conflicto cuando se confunde el propósito.

[email protected]

*Senadora e integrante de la Comisión de Equidad y Género y de la Comisión Especial que dará seguimiento a los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez.

2004/LS/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content