Inicio » Maltrato diario a trabajadoras del hogar y la maquila

Maltrato diario a trabajadoras del hogar y la maquila

Por la Redacción

Susana Vásquez, de la Asociación de Trabajadoras del Hogar a Domicilio y de Maquila (Atrahdom), afirmó que las maquilas se han constituido en “empresas clandestinas” y “pequeños talleres”, donde las mujeres son obligadas a laborar más de 12 horas diarias, recibiendo sólo 100 quetzales (190 pesos mexicanos) por las horas extras trabajadas.
 
De acuerdo con Vásquez, a las empleadas también se les exige trabajar por “metas” diarias, las que deben ser cumplidas inclusive en un horario extraordinario, que puede llegar hasta las 23:00 horas.
 
La activista criticó además que estas empresas no cumplen con el salario mínimo (establecido en 78.36 quetzales diarios/154 pesos mexicanos), y que cuando cierran sus operaciones en una zona para trasladarse a otra, incumplen el pago de las prestaciones laborales.
 
Por este tipo de violaciones existen pocas denuncias ante el Ministerio de Trabajo, debido al temor de las trabajadoras de ser despedidas, y los pocos casos que han sido de conocimiento de las autoridades no han avanzado, detalló Vásquez.
 
Una situación similar enfrentan las trabajadoras de casa particular, quienes perciben menos del salario mínimo y cumplen jornadas de trabajo que alcanzan las 16 horas diarias; en ocasiones, estas trabajadoras descansan apenas domingos por la tarde.
 
Atrahdom señala que en la mayoría de casos estas trabajadoras devengan un sueldo de apenas mil quetzales al mes (mil 970 pesos mexicanos), y son pocas quienes perciben salarios que llegan a los tres mil (poco más de 5 mil 900 pesos mexicanos).
 
Al igual que las empleadas de la maquila, las de casa particular sufren despidos injustificados por parte de sus patrones, quienes argumentan acciones como la falta de confianza, supuesto robo de pertenencias, y daño de utensilios de cocina para prescindir de sus servicios, indicó Vásquez.
 
Otras de las violaciones que sufren estas trabajadoras es el acoso sexual; Vásquez señaló que en una ocasión Atrahdom llevó el caso de una joven que sufría acoso por parte de su patrón, quien luego la despidió y dijo que ella “se le insinuaba”.
 
Las trabajadoras son despedidas también por exigir sus derechos; en algunos casos las empleadas cuestionan a sus jefes por ofrecimientos de salario hechos durante la contratación, por lo que deciden despedirlas.
 
15/RED/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: