Inicio Manuela Medina La Capitana

Manuela Medina La Capitana

Por Por Erika Cervantes

Conocida como La Capitana, Manuela Medina nace en la población de Taxco, Guerrero, pero el año y el día de su nacimiento continúan siendo una incógnita hasta el día de hoy; lo que sí se sabe es que luchó al lado de José María Morelos y Pavón y que participó en siete batallas del ejército insurgente.

Manuela Medina fue una mujer entusiasta y decidida que dejó familia, hogar y tranquilidad para buscar en las trincheras y los azares del combate la satisfacción de ofrecer su esfuerzo a cambio de la libertad de México.

Manuela Medina, La Capitana, obtuvo su grado desde los primeros meses de 1813, tres años después de haberse iniciado la guerra de independencia; su grado lo expidió la Suprema Junta de Zitacuaro, Michoacán, establecida en la Plaza de Sultepec.

Entre las grandes batallas que combatió destaca la ocupación del puerto de Acapulco, consumada el 13 de abril de 1813, y la redención del Castillo de San Diego (fortaleza acapulqueña), lograda el 20 de agosto del mismo año.

De los actos más extraños que hizo La Capitana está el viaje de más de 500 kilómetros sólo para conocer a José María Morelos y Pavón por quien sentía una gran admiración.

En el ocaso de la lucha armada, cuando hubo grandes derrotas del ejército insurgente e indultos, La Capitana continuó combatiendo con su tropa; a pesar de que se desconocen las noticias exactas de sus hazañas bélicas, no es difícil pensar que La Capitana no cedió en sus propósitos de lucha pues su nombre no figura entre los indultados por Juan Ruiz de Apodaca, sexagesimoprimer virrey de la Nueva España en 1816.

Igualmente el nombre de Manuela Medina tampoco figura entre los insurgentes que apoyaron la causa de Iturbide en 1821, lo que habla de la firmeza y claridad de ideas de La Capitana acerca de lo que era la lucha insurgente.

Es en esta época, durante el periodo de Iturbide, cuando Manuela Medina se debate un largo año entre la vida y la muerte en una casa de Texcoco, víctima de graves heridas ocasionadas por la lanza que recibió en combate a manos de la tropa realista.

La Capitana muere pobre en la vieja urbe Tepaneca, hoy ciudad de Texcoco, Estado de México, el 2 de marzo de 1822, cuando la libertad y autonomía de México ya eran un hecho; sin embargo, hasta la fecha su memoria no ha sido honrada por el pueblo al que le dio patria.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más