Inicio Marcha por la vida de la Mujer: La más importante en historia de EU

Marcha por la vida de la Mujer: La más importante en historia de EU

Por la Redacción

Las organizaciones que llamaron a la manifestación Marcha por la Vida de la Mujer la calificaron como la concentración más importante y multitudinaria en la historia de Estados Unidos (EU).

Razones había para celebrar: cerca de un millón de manifestantes de todo el país y de unas 70 naciones, inundaron este domingo las calles de la capital estadounidense en defensa del derecho al aborto, la justicia, la salud y la planificación familiar, así como para señalar al presidente George W. Bush como el principal enemigo de la libertad reproductiva, difunde el diario español El País.

Entre las organizaciones convocantes estaban la Organización Nacional de Mujeres (NOW), la Unión de Libertades Civiles de América, el Imperativo Sanitario de Mujeres Negras, NARAL Pro-Choice America, el Instituto Nacional Latina para la Salud Reproductiva y la Planned Parenthood Federation de EU, entre otros.

Frances Kissling, presidenta en EU del organismo Católicas por el Derecho a Decidir, se dirigió a las autoridades para afirmar que “las voces a favor de la libertad de elección resonarán en sus oídos hasta que permitan a todas las mujeres tomar sus decisiones sobre la reproducción”.

El principal blanco de las críticas de los manifestantes fue el presidente estadounidense, George W. Bush, quien durante su administración ha prohibido entregar fondos federales a grupos de planificación familiar de EU o de otros países que promuevan o recurran a la práctica del aborto.

La medida ha tenido resultados devastadores, especialmente en los países pobres, como los de América Central y África, donde aumenta la muerte de mujeres por abortos inseguros, así como por VIH/Sida, debido a la cancelación de fondos para programas de planificación familiar y de salud reproductiva.

No sólo han dejado de recibir dinero estadounidense, sino que el presidente George W. Bush también ha extendido la cancelación de financiamiento para programas de planificación familiar y de salud reproductiva que hablen o reciban asesoría sobre aborto.

Por otra parte, los manifestantes denunciaron que George W. Bush pretende derogar el derecho al aborto de ser reelegido en noviembre próximo. Su rival demócrata a las elecciones de noviembre, John Kerry, es, en cambio, partidario de que las mujeres puedan elegir.

Carole Mehlman, de 68 años, viajó mil 500 kilómetros desde Tampa, Florida, para apoyar una causa por la cual marcha desde hace 30 años, cuando se legalizó el aborto. “Tenía que venir a luchar por la próxima generación y la siguiente”, dijo. “No podemos permitir que se apoderen de nuestros cuerpos, el cuidado de nuestra salud, nuestras vidas”.

Entre los oradores invitados, la senadora Hillary Clinton acusó al Gobierno de despreciar el derecho a la igualdad entre hombres y mujeres. “Este gobierno está lleno de gente que desdeña las leyes de acoso sexual, que niega la diferencia salarial entre mujeres y hombres y considera a Roe vs Wade la peor abominación de la ley constitucional en nuestra historia”, dijo la senadora demócrata Hillary Clinton en alusión al fallo de la Corte Suprema en 1973 que legalizó el aborto.

UNA JORNADA HISTÓRICA

Desde muy temprano, las avenidas se cubrieron de pancartas, tambores, pero sobre todo de muchísimos jóvenes, exigiendo el respeto del derecho de la mujer a decidir si quiere o no tener hijos, o interrumpir un embarazo indeseado.

En sendas pantallas distribuidas en la franja que va desde el Capitolio hasta el Monumento del Obelisco, junto con la consigna principal –respetar el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo–, las celebridades, tales como las actrices Uma Thurman, Charlize Theron, Helen Hunt, Salma Hayek, Demi Moore, Sharon Stone y Julia Stiles, entre otras, hicieron un llamado a redoblar esfuerzos para sacar a los republicanos de la Casa Blanca el próximo dos de noviembre, lo cual a pesar de lo que los organizadores habían planeado no hacer, le dio a la marcha un marcado aire electoral a favor del candidato demócrata y católico John Kerry.

Las organizaciones que llamaron a la manifestación consiguieron un primer objetivo al lograr la movilización de mujeres jóvenes, nacidas después de la legalización del aborto en EU en 1973 y, por tanto, acostumbradas a un derecho sin el que nunca han vivido.

La mezcla de edad parecía sumamente heterogénea a lo largo del Mall de Washington, esa franja amplia de parques y museos y que une los principales edificios culturales y políticos de la capital.

La participación femenina era ampliamente mayoritaria. “Estoy aquí porque mi madre me contó muchas historias de cuando el aborto era ilegal, y de lo que tenían que pasar las mujeres para conseguirlo”, dijo al diario El País Andrea Ferguson, rodeada de pancartas en las que podía leerse: “¿Quién decide?”, “Si no quieres un aborto, no lo tengas” o “Es tu decisión, de nadie más”.

EL CANDIDATO KERRY

Pese a ser católico practicante, el candidato demócrata a la Casa Blanca, John Kerry, defiende el derecho al aborto. Con esta defensa, Kerry se arriesga a ser objeto de las iras vaticanas, ya que la Santa Sede dejó claro el viernes que los políticos favorables a la interrupción del embarazo no deberían siquiera recibir la comunión.

En Boston, sin embargo, el sábado se hizo caso omiso a esta orden, y Kerry fue a comulgar.

Con su posición a favor del aborto, el rival de Bush en las elecciones presidenciales del próximo noviembre ha conseguido que Planned Parenthood apoye su candidatura.

Esta destacada organización por el derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo participó el domingo en la manifestación, que estuvo plagada de pancartas y de chapas con el eslogan Volvamos a derrotar a Bush. “Nuestro mensaje de hoy es claro: los derechos sobre la reproducción son derechos humanos y no pueden ser desoídos”, recalcó ayer la presidenta de Planned Parenthood, Gloria Feldt.

2004/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más