Marchan hacia el zócalo contra el feminicidio

VIOLENCIA
    Cuatro años consecutivos, un mismo reclamo
Marchan hacia el zócalo contra el feminicidio
Por: Esther de la Rosa
Cimac | México, DF.- 26/11/2005

"¡Basta ya!", gritó al unísono el contingente reunido en el monumento a Cuauhtemoc del Paseo de la Reforma con motivo de la IV Marcha Procesión Contra el Feminicidio en Ciudad Juárez y en el Mundo en la ciudad de México.

El acto contó con la presencia silenciosa, fantasmal y solemne de Edith Torres, Erika Pérez Escobedo o Silvia Rivera, por mencionar sólo algunos de los rostros de las mujeres asesinadas de Ciudad Juárez que figuraban en la pancarta de la asociación civil Nuestras hijas de Regreso a Casa.

En torno al Día Internacional de No Más Violencia contra las Mujeres, los y las asistentes a la marcha alzaron sus exigencias al gobierno para que cese la impunidad en torno al feminicidio, no sólo en Ciudad Juárez, sino en el resto de estados y más allá de nuestras fronteras.

"El feminicidio es una parte integral de la situación que vive nuestro país de miseria y desempleo, violación a los derechos humanos y antidemocracia", afirmó a Cimacnoticias Yan Marie Castro, del Frente Internacionalista contra el Femicidio (FICF), organización convocante de esta procesión.

"Estoy aquí para pedir más apoyo al gobierno para que cese la violencia, porque todo es pura política y no hacen nada por nosotras", denunció Paula Santiago Álvarez, una ama de casa que se ha acercó a la marcha."Tengo hijos e hijas", es razón de peso como para querer cambiar las cosas.

También las y los jóvenes quisieron unirse a este frente común contra la violencia hacia las mujeres. Como Mariela Hernández, estudiante de ingeniería de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de Ixtapalapa, que participó en el performance que abrió el acto, y en la que mujeres de diversas edades se ponían en la piel de las víctimas de esta forma extrema de sometimiento.

Paula Santiago afirmó que no le resultó fácil imaginarse en el cuerpo de una de las víctimas. "Para mí fue agobiante imaginar una situación dolorosa y difícil que tenemos la fortuna de no sentir, pero que existe muchas veces a nivel muy cercano. Es algo muy grave y que nos duele a todos".

Mientras habla, Noemí Hernández, estudiante de preparatoria, asiente con la cabeza y añade que la impunidad del gobierno "también duele mucho."

En el acto también participaron estudiantes del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), que expresaron su visión y repulsa hacia el feminicidio a través de los cuadros que pintaron para esta ocasión.

José Luis Lara, de 23 años, participó con su obra con la que pretende "concientizar a la gente para que se entere de lo que está pasando". Participar en esta iniciativa le ha servido para comprender que es necesario que todos y todas seamos más tolerantes.

Cuando la Marcha llegó al Zócalo, el contingente se unió al público de la quinta feria "Un canto de esperanza" para plantar, otro año más, la Cruz de los 457 Clavos en homenaje a las mujeres asesinadas, sin justicia, a las que velaron durante la noche.

05/ER/MR