Inicio Más recursos para los programas de las mexicanas posibilitarán mayor equidad

Más recursos para los programas de las mexicanas posibilitarán mayor equidad

Por Rafael Maya

El presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados para el 2005, impugnado por el presidente Vicente Fox, asigna cuantiosos recursos -como no había ocurrido en años recientes- al gasto social. Las mujeres -más de la mitad de la población en México- serán beneficiadas al haberse autorizado montos adicionales a programas especiales en rubros como salud, educación y desarrollo rural.

Asimismo, de modo inédito, la Cámara baja, tras un arduo trabajo de la Comisión de Equidad y Género, aprobó una partida por 96 millones de pesos para apoyar programas contra la violencia de género impulsados por los institutos estatales de las mujeres en todo el país.

Pese a las observaciones enviadas por Fox al recinto de San Lázaro sobre supuestos “errores” en los montos aprobados -y que serán discutidas en la sesión del próximo martes-, la Comisión de Equidad, encabezada por la diputada Diva Gastélum, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), prevé que el presupuesto aprobado para atender a las mujeres no sufrirá modificación alguna.

GASTO POR LA EQUIDAD

En las consideraciones generales del decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2005, aprobado el pasado 18 de noviembre, se establece que “dentro de las funciones de desarrollo social, los recursos se orientan fundamentalmente a educación, salud y desarrollo regional”.

Agrega que dichos rubros “son esenciales para lograr entre los habitantes del país una mayor igualdad de oportunidades, más capacidades productivas, acceso a remuneraciones decorosas y una mejor distribución geográfica de los beneficios del crecimiento productivo”.

El presupuesto total aprobado por las y los diputados asciende a un billón 818 mil 441 millones 700 mil pesos, de los cuales 935 mil 50 millones 182 mil 491 pesos se destinarán al gasto social, es decir a salud, educación, trabajo, desarrollo social, aportaciones a los estados y seguridad social. El PEF aprobado para el 2004 contempló 823 mil 627 millones 187 mil 734 pesos para el mismo rubro, según un desglose elaborado por la organización civil experta en presupuesto público Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia.

DINERO PARA RESGUARDAR DERECHOS

Ilustración: Martha Barragán
Ilustración: Martha Barragán

El ramo 12, correspondiente a la Secretaría de Salud (SS), tendrá el próximo año recursos por 34 mil 24 millones 454 mil 10 pesos. En 2004, la dependencia tuvo un presupuesto de 20 mil 973 millones 45 mil 416 pesos. Durante la negociación del PEF 2005, la Comisión de Equidad y Género hizo énfasis en las apremiantes necesidades de las mexicanas en asuntos como combate y prevención de la violencia, mortalidad materna, atención del cáncer cérvico-uterino y mamario, y prevención del VIH/Sida.

Así, por primera vez en mucho tiempo, las diputadas federales consiguieron que se aprobara un presupuesto integral en materia de salud que abarcara la atención de esa problemática, con un monto de más de cinco mil millones de pesos.

En México, de acuerdo con datos oficiales, el derecho de las mujeres a la salud sigue siendo una de las asignaturas pendientes en pleno siglo XXI: Cada dos horas muere una mujer a consecuencia del cáncer de matriz; cinco de cada 10 mujeres sufre violencia por parte de sus parejas; seis mexicanas mueren por complicaciones del embarazo, parto y posparto, por cada 10 mil bebés que nacen vivos, y en algunos estados de la República la proporción de mujeres con VIH es de una por cada tres hombres.

LOS MONTOS

Con la gestión de las diputadas de la Comisión de Equidad y el pleno respaldo de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, presidida por el priista Angel Buendía, y de no prosperar la intentona foxista para modificar el PEF, en 2005 habrá dinero para programas específicos de atención a la salud de las mujeres que no se contemplaron en el presupuesto 2004 y mucho menos en la propuesta del Ejecutivo para el próximo año.

Tales programas son: Violencia Familiar, Sexual y contra las Mujeres, con 40 millones de pesos; Planificación Familiar, con 45 millones; Cáncer de la Mujer (que integra la atención de los tumores de mama y cérvix, primeras causas de muerte en las mexicanas), con 60.4 millones de pesos; Mujer y Salud, con 11.9 millones, y Apoyo a Refugios para Mujeres Víctimas de la Violencia, con 35 millones de pesos.

Otros montos importantes aprobados para la salud de las mexicanas son: Hospital de la Mujer en el Distrito Federal, con 200 millones de pesos; Instituto Nacional de Perinatología (única institución en el país especializada en atender embarazos de alto riesgo), con 429 millones; Programa Arranque Parejo en la Vida (destinado a prevenir la muerte materna), con 10.5 millones de pesos, y Proyecto Piloto Salud Reproductiva y Violencia de Género contra Mujeres Indígenas, con 20.8 millones.

Para el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/Sida (Censida) se aprobaron 534.8 millones de pesos, mientras que el presidente Vicente Fox proponía 200 millones de pesos menos.

APOYO A INSTITUTOS DE LAS MUJERES

Habitualmente ignoradas por los gobiernos estatales y por el propio Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), las instancias de la mujer en las entidades federativas obtuvieron un triunfo histórico durante la discusión del PEF 2005 al conseguir que la Cámara baja aprobara una partida especial por 96 millones de pesos para sus actividades contra la violencia de género.

Ese apoyo presupuestal cobra relevancia en momentos en que los asesinatos de mujeres dejan de ser una realidad lacerante tan sólo en Ciudad Juárez, Chihuahua, y trágicamente comienzan a extenderse a estados como Chiapas, Veracruz, Sonora, Nuevo León y Guanajuato, según denuncia la Comisión Especial del Feminicidio de la Cámara de Diputados, encabezada por Marcela Lagarde, diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En la llamada Declaración de Oaxaca, difundida el pasado 28 de octubre, representantes de 18 institutos estatales de las mujeres dejaron en claro su descontento al considerar que el gobierno federal “carece de un proceso de diseño presupuestal que le permita estrechar las desigualdades de género, y visibilizar las necesidades específicas y los intereses estratégicos de las mujeres”.

Denunciaron que dicha carencia se refleja en la falta de apoyo presupuestal e institucional a las instancias locales.

Victoria Caraveo, presidenta del Instituto Chihuahuense de la Mujer (Ichimu), criticó en meses recientes ante diputadas de la Comisión de Equidad “la discrecionalidad” del Inmujeres para otorgar recursos a las instancias estatales.

Arremetió contra la presidenta del instituto, Patricia Espinosa, por no dar ningún tipo de apoyo al Ichimu para emprender acciones contra la violencia hacia las mujeres en la entidad.

De este modo, los 96 millones de pesos que se dividirían en tres millones para cada uno de los institutos locales representan, de acuerdo con las diputadas de la Comisión de Equidad y dirigentes de esas instancias, un paso importante para que a nivel federal y estatal se camine a la par y con una visión de género contra la creciente violencia hacia las mexicanas.

2004/RM/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content