Inicio Matrimonio infantil incrementa riesgo de VIH en niñas

Matrimonio infantil incrementa riesgo de VIH en niñas

Por Cristina Acuña Roeder

En el mundo alrededor de 15 millones de niñas son obligadas a casarse antes de los 18 años lo que las coloca en riesgo de infectarse con el VIH/Sida; actualmente una de cada siete infecciones nuevas ocurre entre adolescentes y la estadística va en aumento, alertó la organización “Girls Not Brides” (Niñas No Novias), durante la XXI Conferencia Internacional sobre el Sida.
 
Al realizar una mesa con especialistas en el tema, entre los que se encontraban la Embajadora estadounidense en Misión Especial y Coordinadora Mundial del Sida, Deborah Brix; el Director Ejecutivo de la lucha contra el Sida, la tuberculosis y la malaria del Fondo Mundial, el Doctor Mark Dybul; la directora del equipo de apoyo regional para África oriental y meridional de ONUSIDA, la doctora Sheila Tlou; y la trabajadora de la salud y el desarrollo de la comunidad y defensora de la juventud de Kenia del proyecto 3E (Compromiso + Empoderamiento = Igualdad), Julia Omondi, la organización precisó que para erradicar el VIH/Sida, es primordial terminar con el matrimonio infantil.
 
Las y los expertos solicitaron que el enfoque conjunto para combatir el VIH dé prioridad a las niñas casadas y a las que están en riesgo de serlo, ya que las últimas investigaciones mostraron que el matrimonio infantil puede aumentar el riesgo de exposición de VIH para las niñas.  
 
“Ya es hora de que reconozcamos a las adolescentes como una población de mayor riesgo y que reciban prioridad en los programas de VIH”, expresó la presidenta de “Girls Not Brides”, Mabel van Oranje, en un comunicado emitido previo a la conferencia que se realiza desde el pasado 18 de julio y concluye mañana 22, en Durban, Sudáfrica.
 
“Me temo que no será posible alcanzar los objetivos ambiciosos de reducción de VIH sin acabar con el matrimonio infantil. Debemos proteger a estas chicas del matrimonio en la infancia y la infección por el VIH, de modo que puedan llevar una vida saludable, educarse y alcanzar su máximo potencial”, expresó Van Oranje, quien moderó el panel de especialistas.
 
La mesa de especialistas coincidió en que las niñas casadas corren un riesgo relativamente alto de ser infectadas con el VIH por razones que incluyen su corta edad, su baja madurez física, su poder limitado en las negociaciones sexuales, la potencial violencia de pareja a la que están expuestas y la presión social para probar su fertilidad.
 
“Frecuentemente los esposos mayores de las niñas ya han tenido parejas sexuales, lo que incrementa el riesgo de las niñas de infectarse con VIH”, abundó Van Oranje.
 
De acuerdo a las investigaciones de Girls Not Brides y sus organizaciones aliadas, aún más preocupante es que las niñas en riesgo de ser casadas, y las que ya lo son, viven en aislamiento y tienen poco acceso a recursos y servicios sobre el sexo seguro, el Sida y otras infecciones de transmisión sexual.
 
Uno de los acuerdos logrados es impulsar la creación de programas que empoderen a las niñas y las adolescentes -ayudarles a reconocer que tienen el poder y el derecho a tomar decisiones sexuales que las beneficien-propagar la educación sexual y protegerlas contra el matrimonio precoz.
 
“Mantener a las niñas en la escuela es el paso más fundamental”, señaló la Embajadora estadounidense en Misión Especial y Coordinadora Mundial del Sida, Deborah Brix, quien supervisa la ejecución del Plan de Emergencia del Presidente de Estados Unidos Para el Alivio del Sida (PEPFAR) desde 2014, que financia a organizaciones no gubernamentales que trabajan el tema.
 
No obstante, este paso fundamental implica también sensibilizar a las comunidades locales por completo, así como aumentar el acceso a la educación sexual para los niños y los hombres, indicó.
 
Por su parte, la directora del equipo de apoyo regional de la Organización de las Naciones Unidas para el Sida (ONUSIDA) para África oriental y meridional, la Doctora Sheila Tlou, declaró que ya es tiempo de acabar con una costumbre que causa mucho dolor a niñas y mujeres de todo el mundo.
 
“Quizás no sea posible que yo pueda terminar con el Sida en 2030”, dijo. “Pero tengo el deber de acabar con el matrimonio infantil en 2030”.
 
16/CAR/ LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content